score
Mundo

¿Quién es Jair Bolsonaro, el nuevo presidente electo de Brasil?

Jair Bolsonaro, de 63 años, es un capitán retirado del Ejército que se ha desempeñado como diputado durante casi tres décadas. Es un nostálgico de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, tiene un largo historial de declaraciones racistas, machistas y homófobas.

Triunfó sobre otros candidatos en la primera y segunda vueltas en las elecciones en Brasil, pese a que no tenía la misma cantidad de financiamiento de campaña, a que ha sido polémico en sus declaraciones y a que no tenía el respaldo de ninguno de los principales partidos de ese país.

Bolsonaro, es un nostálgico de la dictadura militar, es un defensor a ultranza de la familia tradicional, de Dios y de la portación de armas.

Es conocido por sus comentarios homófobos, misóginos y racistas, Bolsonaro se declara admirador del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien se le compara frecuentemente.

Con un partido diminuto, el Partido Social Liberal (PSL), ha sabido aprovecharse del descontento y la insatisfacción de los ciudadanos y ayer ganó la presidencia de Brasil.

¿Quiénes votaron por Bolsonaro?

La primera encuesta realizada por Datafolha tras los comicios de ayer pone arriba a Bolsonaro en la segunda vuelta, resultando el gran vencedor con un 58 por ciento de votos, muy por delante del 42 por ciento que obtendría el izquierdista Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT).

Con un alto índice de voto entre el electorado masculino y las personas con educación superior, su porcentaje sube hasta un 62 por ciento en las familias que ganan más de diez salarios mínimos, 954 reales, unos 250 dólares.

Apodado por sus seguidores “El Mito”, el candidato del PSL tiene gran apoyo entre los evangélicos (60 por ciento), que representa casi a un tercio de la población de Brasil, y los católicos (46 por ciento).

Lo más significativo es que con todo y una larga lista de declaraciones contra las minorías, lidera la intención de voto entre el electorado femenino (42 por ciento), el blanco (59 por ciento), el mulato (47 por ciento) y el indígena (41 por ciento).

Entre los negros alcanza el 37 por ciento de intención de voto, frente al 45 por ciento de Haddad.

“Las mujeres votaron más a Bolsonaro que a Haddad. Los negros votaron más a Bolsonaro que a Haddad. Una cantidad enorme de gays votó a Bolsonaro. Bolsonaro obtuvo los votos que obtuvo porque evitamos a toda costa mirar nuestros errores y cambiar la forma de hacer política”, escribió en un texto que se ha hecho viral en WhatsApp Gustavo Bertoche, un profesor de filosofía brasileño.

Aunque muchos electores del PT —con una política basada en la ayuda a los pobres y a la clase trabajadora— han seguido votándolo, el histórico partido no ha podido deshacerse de la mancha por escándalos de corrupción que salpicó a prácticamente todo el espectro político en Brasil.

La irrupción de la figura de Bolsonaro con su discurso basado en un Brasil nuevo, limpio de corrupción y sus promesas de mano dura contra la criminalidad —en un país con 63 mil asesinatos anuales— ha atraído a un electorado que no necesariamente comulga con sus ideas, pero sí con algunas de sus propuestas.

En materia económica, entre su equipo figura Paulo Guedes, un gurú de la economía en Brasil, que ha conseguido ganarse el favor de los mercados con una propuesta basada en la apertura comercial, la venta de empresas estatales y la reducción del gasto público.

Un programa opuesto al del PT, que pretende “interrumpir las privatizaciones” y equilibrar las cuentas creando empleo y luchando contra la evasión fiscal.

Con información de RT Y The New York Times



Artículos Relacionados

Back to top button