Mundo

Trump despidió a Comey por su cuenta y sin seguir recomendaciones

Washington.- El presidente estadunidense Donald Trump aseguró que el despido de James Comey como director del FBI era inevitable y no fue resultado de las recomendaciones hechas en este sentido por el Procurador General, Jeff Sessions y el Procurador General Adjunto, Rod Rosenstein.

“Lo iba a despedir independientemente de recomendaciones” dijo Trump en una entrevista con la televisora NBC en la que caracterizó al exjefe policiaco como un egocéntrico que sumió al FBI en el caos que era de todos conocido.

Las declaraciones del mandatario resultaron sorpresivas por que marcaron una cambio total de la narrativa con la que la Casa Blanca buscó explicar el sorpresivo despido de Comey durante las pasadas 24 horas.

Tanto el vicepresidente Mike Pance como la vocera presidencial, Sarah Sanders, dijeron por separado el miércoles que la decisión del mandatario fue motivada por la recomendación de Rosenstein, la cual fue dada a conocer el martes junto con la carta de despido de Trump.

Este jueves Sanders defendió el súbito cambio de narrativa, indicando que cuando apareció en la sala de prensa de la Casa Blanca el miércoles no tenía consigo toda la información pertinente sobre el despido.

“Las recomendaciones solidificaron más su decisión”, ofreció como explicación sobre la acción del presidente, insistiendo que “nuestra historia es consistente”.

Durante la entrevista con NBC, Trump aseguró que nunca intentó presionar a Comey para que abandonara la investigación del FBI sobre la posible colusión entre funcionarios de su campaña presidencial y Rusia.

El mandatario, quien ha sido un crítico de la investigación, desestimándola como una charada y un despilfarro del dinero de los contribuyentes, dijo estar a favor de la pesquisa conducida por esa agencia.

“Quiero averiguar si hubo un problema en la elección que haya tenido que ver con Rusia. Si Rusia tuvo algo que ver, lo quiero saber”, dijo, aunque aseguró que “los rusos no afectaron la votación”.

Tanto Comey como el entonces Director Nacional de Inteligencia, James Clapper, dijeron a miembros del Congreso en varias audiencias que el gobierno ruso y el propio presidente ruso estuvieron detrás de estos ataques cibernéticos con el proposito de influir en el animo de los votantes.

En enero, Clapper dijo ante un panel del Senado que Rusia aspiró a ayudar las posibilidades para la elección de Trump, al desacreditar a Hillary Clinton, contrastándola públicamente de manera desfavorable, frente al republicano.

Trump repitió a NBC su afirmación de que Comey le comunicó en tres ocasiones separadas que no él es parte de la investigación del FBI sobre Rusia, algo que aludió en la carta de despido, aunque el director interino del FBI, Andrew McCabe, dijo desconocerlo.

“De hecho, le pregunté, (a Comey) si estaba bajo investigación. Le dije, si es posible, me harías saber, ¿estoy bajo investigación?, y me dijo no está bajo investigación”, indicó el mandatario.

Durante su comparecencia ante un panel del Senado este jueves, McCabe fue cuestionado sobre esta comunicación de Comey a Trump, la cual no ha sido verificada fuera del dicho del mandatario, y dijo que este no es un procedimiento normal en las investigaciones que conducen.

“Sé que no estoy bajo investigación” insistió el mandatario.

Notimex

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button