Diputados de oposición piden intervención de la OEA en Venezuela

Washington.- Diputados opositores venezolanos pidieron hoy la intervención del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para proteger la democracia del asalto del que dijeron están siendo víctimas a manos del gobierno.

Los legisladores se reunieron con funcionarios de la administración del presidente Barack Obama para discutir el agravamiento de la crisis política y económica en su país y solicitar asistencia humanitaria de Estados Unidos debido a la severa escasez de medicamentos que se padece.

Al término de una reunión con Almagro en la sede de la OEA, el diputado Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de el Asamblea Nacional dijo que la intervención de Almagro se hace urgente, a pesar de haberse puesto en marcha está semana el proceso para revocar el mandato del presidente Nicolás Maduro.

“El proceso revocatorio es insuficiente porque el gobierno pude llevarlo hasta el 2017, para lo cual sería inútil, y es por eso que hemos alertado al secretario general de está situación”, dijo Florido en un encuentro con periodistas.

Indicó que Almagro les requirió información adicional y documentación que esperan entregar en las próximas semanas, incluyendo un informe completo sobre la situación de los derechos humanos, la crisis institucional, así como la presencia de una misión de observación electoral para la votación revocatoria.

“Le hemos solicitado al Secretario General que se aboque a la situación venezolana, que atienda la situación venezolana ante la gravedad de la crisis, ante la necesidad de buscar una válvula de escape a la crisis venezolana”, apuntó.

Por su parte, el diputado Timoteo Zambrano indicó que la delegación le solicitó igualmente al dirigente hemisférico que evalúe los distintos mecanismos políticos de que dispone la OEA para proteger la democracia de sus estados miembros.

El legislador reconoció que uno de estos mecanismos podría ser la invocación de la Carta Democrática Interamericana, aunque dejó en claro que “no estamos casados con la Carta Democrática”.

Esta establece el inicio de un proceso político y diplomático en el seno de la OEA cuando en un estado miembro se produzca una alteración constitucional “que afecte gravemente el orden democrático”, y contempla la suspensión de ese país en su derecho a participar en ese foro, si los oficios para resolver esa crisis fracasan.

“La expectativa que tenemos es que la OEA atienda nuestra solicitud y que comencemos un proceso, en el cual los países latinoamericanos, levanten su voz ante lo que está sucediendo en Venezuela”, indicó Florido.

En una declaración escrita, Almagro dijo haber recibido una carta de los legisladores, cuyo contenido no divulgó, y en la que “me solicitaron que actúe para superar la actual crisis institucional”.

Florido consideró que la intervención de la OEA en la crisis que viven su país se justifica, a partir del bloqueo del Tribunal Supremo de Venezuela al accionar del poder legislativo, haciendo notar los 12 fallos que ha dictado en semanas recientes contra iniciativas de la Asamblea.

Notimex

Salir de la versión móvil