score
Mundo

Michel llama a Bélgica a “retomar vida normal” a un mes de atentados

Bruselas.- El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, dijo hoy que el país debe “retomar una vida normal” después de los atentados que causaron la muerte de 32 personas en el aeropuerto y el metro de Bruselas, hace exactamente un mes.

En entrevista al diario Le Soir, Michel admitió que para ello hará falta un “trabajo de largo aliento” y unidad política para “hacer el sistema (institucional) funcionar mejor”.

“No quiero un proyecto en el que nuestros ciudadanos vivan con miedo. Debemos retomar una vida normal”, sostuvo.

En las horas que se siguieron a los atentados, el gobierno belga intensificó la presencia militar en las calles y en particular en las entradas de estaciones de metro y tren, donde todos los viajeros tenían bolsos y maletas registrados.

A un mes de los episodios, los controles sistemáticos han sido suspendidos y las patrullas militares son menos ostensivas, aunque sí se mantienen.

Ahora Michel afirma que la prioridad es combatir la radicalización, un trabajo que considera “extremamente difícil y vital”.

“Debemos trabajar con la comunidad musulmana para construir un islám de Europa y de Bélgica. La palabra clave es el respeto”, abogó.

Este viernes se reunirá por primera vez la comisión parlamentaria creada para investigar los posibles fallos del Estado belga relacionados con los atentados.

En esta primera sesión, sus miembros visitarán los locales del doble atentado: la estación de metro de Maelbeek, que reabrirá el lunes, y el aeropuerto de Zaventem, que funciona actualmente con capacidad reducida.

La comisión, formada por 17 parlamentarios, tiene previsto presentar un primer informe al final del año.

Días después de los ataques a Bruselas, Turquía dijo que había informado a las autoridades belgas de la peligrosidad de Ibrahim El Bakroui, uno de los terroristas suicidas del aeropuerto.

En la ocasión, el hombre, que era buscado en Bélgica por haber incumplido los criterios de una libertad condicional tras una condena por robo, había sido deportado desde Turquía a Holanda luego de intentar ingresar a Siria.

Pese a la alerta, el terrorista permaneció libre y pudo volver a Bélgica utilizando una falsa identidad.

La revelación llevó a los ministros belgas de Interior, Jan Jambon, y Justicia, Koen Geens, a presentar sus respectivas dimisiones, rechazadas por el primer ministro debido al contexto de crisis.

La ministra belga de Transportes, Jaqueline Galant, se vio forzada a renunciar luego que la prensa local reveló que ella había ignorado un informe de 2015 en el que la Comisión Europea llama la atención para una serie de fallos en la seguridad del aeropuerto de Zaventem.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button