Atentados en Bruselas tuvieron doble objetivo: Meschoulam. Con Paola Rojas

Los atentados terroristas tienen el objetivo de propagar el terror, y colocar en estado de shock o conmoción a amplios sectores de distintas sociedades, sin embargo también buscan ofrecer un grado de atracción de personas que se encuentran radicalizadas o en proceso, señaló el analista en temas internacionales, Mauricio Meschoulam.

“El objetivo para el Estado Islámico (EI) es montarse en esa ola que se va generando a raíz de los atentados de Bélgica, aprovecharla y como se encuentra la sociedad en estado de shock, envían este mensaje que tiene doble objetivo”, destacó en entrevista con Paola Rojas.

El Estado Islámico publicó un video en sus redes sociales en donde hace un llamado a sus partidarios a buscar la victoria a través de la Yihad, un llamado al que se ha unido un gran número de ciudadanos.

El analista destacó que el Estado Islámico “se nutre” de individuos de sociedades marginadas, barrios, comunidades inmigrantes que suelen ser excluidos en países occidentales.

“En el caso de Egipto se ve una exclusión de carácter político, más que económico, el perfil es complicado pues todos ellos pasan por un proceso complejo de radicalización, quienes sienten que su vida adquirirá sentido a partir de sumarse a estas filas”, señaló.

Asimismo indicó que el 70 por ciento de los ataques terroristas en el occidente son perpetrados por actores solitarios, que no pertenecen a ningún grupo, “no necesitan ningún grado de entrenamiento, ni financiamiento, sino que basta el llamado para que ejecutar los atentados”.

Meschoulam enfatizó que detener este tipo de amenazas representa un enorme reto para la seguridad, pues se trata de una persona que toma la decisión de realizarlo, para lo que se debe analizar el fenómeno y atacarlo en la raíz.

“Si la sociedad internacional tuviera la capacidad para ponerse de acuerdo para pacificar la Guerra Civil en Siria, la situación conflictiva que existe en Irak, probablemente el EI tendría muy poco foco de atracción, con lo que no se acabaría del todo, pero si disminuiría, lo mismo para Afganistán y Yemen”.

Finalmente, destacó que el Estado Islámico no existiría si no hubiera estallado la Guerra en Siria o si se hubiese logrado pacificar con antelación y no durado los cinco años que ha durado hasta ahora.

tls

Salir de la versión móvil