score
Mundo

Atacante criticó Estados Unidos de camino a aeropuerto de Bruselas

Bruselas.- Uno de los atacantes responsable de las dos explosiones en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, criticó a Estados Unidos en la conversación que mantuvo con un taxista momentos antes de los atentados.

El diario belga La Dernière Heure indicó que el taxista relató a la policía que los tres hombres, recogidos en el barrio de Schaerbeek, en Bruselas, rechazaron su ayuda para cargar las maletas y prefirieron ponerlas en el maletero ellos mismo.

En el trayecto al aeropuerto, el coche fue tomado por un olor a amoníaco que, sin embargo, no preocupó al taxista.

Dos de los terroristas – los que fueron identificados por la policía como Ibrahim El Bakraoui y Najim Laachraoui – permanecieron callados durante los cerca de veinte minutos que dura el viaje.

Mientras, el tercero de ellos – que aparece con una gorra y una chaqueta de color claro en las imágenes del aeropuerto y es activamente buscado – expresaba su repudio a la política estadounidense.

Tras bajarse del taxi, los hombres ingresaron en el aeropuerto con las tres maletas cargadas de explosivos, de las cuales dos estallaron, matando a al menos 14 personas y dejando centenas de otras heridas.

En ese momento, el taxista, cuya identidad no ha sido revelada, ya había recogido otro cliente y salido del local.

Fue solo por la tarde, al ver las noticias de los atentados y las imágenes de los tres sospechosos, que el hombre se percató de la identidad de sus clientes y se presentó a la policía.

Su relato preciso condujo los investigadores al piso de Schaerbeek donde se incautaron 15 kilogramos de explosivos, 150 litros de acetona, 30 litros de agua oxigenada y detonadores, una maleta repleta de clavos y tornillos, y un variado material normalmente empleado en la fabricación de bombas.

Cerca también hallaron, en un basurero público, una computadora con un testamento en audio en el que Ibrahim El Bakraoui dice “no saber qué hacer” y tener que “precipitarse” para no terminar “en una celda”.

El alcalde de Schaerbeek, Bernard Clerfayt, indicó que el piso usado por los terroristas había sido vendido recientemente y estaba alquilado desde hace tres semanas.

Un vecino había alertado a un agente de seguridad del barrio de que los ocupantes de la vivienda eran “un poco raros”, dijo Clerfayt.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button