score
MundoAudio

Situación actual en Bruselas no amerita que regrese a México: estudiante. Con López Dóriga

Lizeth Castro es una estudiante de la Facultad de Contaduría y Administración (FCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) quien se encuentra en un intercambio en Bruselas, Bélgica.

“Estoy bien, tranquila. He estado todo el día en casa”, expresó la joven luego de los ataques ocurridos la mañana del martes en la terminal aérea y el Metro de Bruselas.

“Por suerte no estaba tan cerca de las explosiones. El Aeropuerto Zaventem está a más de una hora de casa y en cuanto al Metro, está 25 o 30 minutos y es una línea que frecuento cada que viajo hacia el centro de la ciudad.”

Entrevistada en el noticiero de Joaquín López Dóriga, la estudiante recordó que al momento del ataque al aeropuerto, cuatro de sus amigas se encontraban en el lugar, “sin embargo las pudimos localizar rápidamente y por fortuna no les tocó vivir tan de cerca a pesar de que estaban en el aeropuerto porque ya estaban en el avión.”

Lizeth comentó que los otros 12 estudiantes de distintas nacionalidades que estaban en la casa donde vive actualmente, comenzaron a organizarse para localizar a las otras cuatro personas que se encontraban en el aeropuerto.

“No lo podíamos creer. Era impotencia, rabia, tristeza” describió Lizeth sobre su sentir por los acontecimientos. A su familia en México no quiso alarmarla por lo que “sólo envié un mensaje por redes sociales, comentándole que si veían las noticias que no se preocuparan, que estaba bien.”

Recordó que al principio su familia le pedía que se regresara “y ya se dieron cuenta que la situación no amerita que yo vuelva en este momento.” Sobre otros estudiantes mexicanos, señaló que son cinco, aproximadamente, una de las cuales era del grupo que estaba en el aeropuerto.

Admitió que la Embajada de México en Bruselas no se puso en contacto con ellas “porque nosotros no nos registramos en este sistema de mexicanos en el extranjero. Me comentaron que sí nos estaban buscando, pero supongo que era porque la UNAM tenía los datos, ahí pudo estar la conexión.”

Se dijo sorprendida porque instantes después de las explosiones los vecinos sacaron sus banderas en muestra de solidaridad y “tratan de hacer sus actividades.” En la Plaza de la Bolsa se dibujaron mensajes, se hizo un altar con banderas de todo el mundo.

Lizeth concluye sus estudios a finales de junio. “Ahorita yo no creo necesario volver, salvo que hubiera más ataques (…) Mi seguridad está bien aquí.”

hbc



Artículos Relacionados

Back to top button