AudioMundo

Papa Francisco planea política independiente a grupos de poder: Masferrer. Con Loret de Mola

Elio Masferrer Kan, presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones, indicó que al igual que la gran mayoría de los latinoamericanos, el Papa Francisco ha visto desde siempre el conflicto entre Cuba y Estados Unidos con mucha desesperanza y pesimismo, por lo que decidió posicionar a la diplomacia vaticana en la solución de un problema que parecía insoluble.

Entrevistado en el noticiero “Contraportada”, afirmó que esta visita resulta muy interesante pues además busca reposicionar a la iglesia católica en Cuba, tras el distanciamiento del pueblo cubano que se presentó como consecuencia de la política de laicidad científica promovida por la revolución.

Al ser cuestionado sobre las diferencias sustanciales entre el Papa Francisco y Juan Pablo II, Masferrer Kan dictó:

“Creo que la diferencia de fondo es que Francisco propone cambios medulares, de fondo, en la relación entre la iglesia católica como institución y su propia feligresía y, simultáneamente, un papel como estado nación que es la santa sede, de que la política exterior de El Vaticano se define en función de los intereses del Vaticano y no de los intereses del Departamento de Estado de Estados Unidos como era con Juan Pablo y Benedicto.

“O sea, él lo que plantea es una política propia de la iglesia católica, que se ve muy claro en medio oriente donde no respaldó de ninguna manera el bombardeo que quería hacer Estados Unidos a Siria, y obligó a que se sentaran a negociar y esto complicó y también serenó los ánimos, porque obligó a los sectores más radicales del Islam a salir del guacal en que estaban y manejarse como está hoy el Ejército Islámico.”

Añadió que durante el resto de su vista a esta nación caribeña, el sumo pontífice reafirmará y configurará un activo de católicos que defenderán e impulsarán la religión, muchos de los cuales son altos funcionarios de la Revolución Cubana y miembros del Partido Comunista Cubano, con lo que pretende dejar claro que sin importar la ideología política es posible ser católico.

Respecto a la vista del Papa a Estados Unidos, indicó que el “juego es más grande”, pues el objetivo de la visita será aislar a la derecha católica y protestante, mayormente republicanos y velan sólo por los intereses de las grandes corporaciones, un posicionamiento que a su parecer beneficiará notablemente al presidente Barack Obama.

cegs

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Close