Berlusconi habría sobornado a “Ruby” con 7.8 mdd

Roma.- El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, habría sobornado con 7.8 millones de dólares a la marroquí Karima El Mahroug, alias Ruby, a cambio de su silencio en un proceso en su contra.

Berlusconi habría sobornado con 10 millones de euros (unos 11.2 millones de dólares) a 21 mujeres, entre ellas Ruby, quien habría recibido siete millones de euros (7.8 millones de dólares).

Esas son las imputaciones de la fiscalía de Milán que este martes notificó a 34 personas, entre ellas Berlusconi, la conclusión de las investigaciones preliminares sobre el llamado caso “Ruby ter” y ahora se apresta a abrir un juicio formal.

Según las actas de la fiscalía, publicada este martes, el expremier fue el “corruptor” que sobornó con 10 millones de euros a 21 mujeres para que no revelaran lo que sucedía en sus fiestas del “bunga bunga” (orgías) y, en particular, que habría pagado a Ruby a cambio de sexo cuando ella era menor de edad.

Los magistrados documentaron que los sobornos fueron depositados hasta marzo pasado, cuando ya había iniciado la indagación “Ruby ter”.

La investigación fue abierta con la hipótesis de que Berlusconi habría sobornado a decenas de testigos que comparecieron en el primer juicio sobre el caso Ruby, en el que fue absuelto en vía definitiva de las acusaciones de concusión y prostitución de menor.

En ese proceso el ex jefe de gobierno fue absuelto pues no fue posible probar que conocía la edad de Ruby cuando mantuvo relaciones sexuales con ella, ni que obligó a la policía de Milán para que en mayo de 2010 liberara a la chica, que había sido detenida por robo.

En un segundo proceso, denominado “Ruby 2”, la ex consejera regional del partido de Berlusconi, Nicole Minetti, el periodista Emilio Fede y el representante artístico Lele Mora fueron sentenciados por inducción a la prostitución, pues reclutaban a mujeres para las fiestas del expremier.

Según las nuevas investigaciones, el ex jefe de gobierno también habría sobornado a testigos que comparecieron en ese juicio.

En particular Berlusconi habría iniciado los pagos a Ruby en noviembre de 2011 y entre 2013 y 2014 la marroquí habría recibido varios pagos en efectivo, entre ellos uno por 800 mil euros (unos 896 mil dólares).

El Mahorug habría invertido parte de ese dinero en varias actividades comerciales en el extranjero, como un restaurante, un hotel y una fábrica de pasta en Playa del Carmen, en México, y otros negocios en Dubai.

Tales inversiones habrían sido administradas por su excompañero, Luca Risso, acusado ahora de lavado de dinero.

“Hemos detectado dos millones de euros (unos 2.2 millones de dólares) en Dubai, valores inmobiliarios no calculables en México y una enorme cantidad de efectivo”, dijeron los magistrados.

A las otras chicas involucradas en el caso, el expremier habría dado no solamente dinero, sino también casas en comodato de uso y regalos de “elevado valor económico”, como joyas, departamentos y automóviles.

Según la fiscal Tiziana Siciliano, el principal “canal” con el que Berlusconi pagaba a Ruby era el abogado de la chica, Luca Giuliante, aunque el dinero también llegaba a través de otras personas que funcionaban como mensajeros.

Aseguró que la cantidad de pruebas, como interceptaciones telefónicas, documentos contables, filmados hechos con celulares o contratos de trabajo, neutraliza la versión de la defensa del ex premier, que obviamente rechaza las imputaciones.

Notimex

Salir de la versión móvil