Referéndum griego “cierra las puertas” de negociaciones: Eurogrupo

Bruselas.- El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, dijo hoy estar “negativamente sorprendido” por la decisión de Grecia de someter a referéndum la última propuesta de sus acreedores, lo que “cierra la puerta” a más negociaciones.

“Estoy muy negativamente sorprendido con la decisión del gobierno griego, que ha aparentemente rechazado la última propuesta de las tres instituciones (prestamistas) y, en una base negativa, propuso al Parlamento un referéndum, otra vez con un consejo negativo al pueblo griego”, dijo.

“Es una decisión triste para Grecia porque ha cerrado la puerta a más conversaciones, aunque la puerta sigue abierta en mi mente”, añadió, al llegar para una reunión extraordinaria de ministros de Finanzas de la zona del euro en la que se espera poner fin a cuatro meses de negociaciones sobre el programa de rescate heleno.

Durante la cita, los demás 18 socios de la unión monetaria pretenden “oír qué nos dice el ministro griego”, Yanis Varoufakis, y “hablar de las futuras consecuencias” del eventual acuerdo, explicó Dijsselbloem.

Varoufakis entró a la reunión sin dar declaraciones a la prensa.

Por su parte, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, también invitada al encuentro, defendió a su institución de las recientes acusaciones de intransigencia de parte de Atenas.

“Junto con las otras instituciones (el Banco Central Europeo y la Comisión Europea), siempre hemos mostrado flexibilidad para ajustarnos a las nuevas situaciones políticas y económicas en Grecia”, aseguró.

Lagarde afirmó que el objetivo de las medidas propuestas por las tres instituciones es “restaurar la estabilidad económica en Grecia y restaurar la independencia, como fue el caso en Irlanda y Portugal”, dos países también beneficiados por programas de ayuda financiera internacional en el pasado.

“Para alcanzar esos objetivos, hace falta reformas estructurales muy importantes por parte de las autoridades griegas para hacer al país más competitivo y permitir el crecimiento y la creación de empleos, sin desequilibrio social”, argumentó.

El primer ministro griego Alexis Tsipras criticó la última propuesta de los acreedores internacionales en una alocución a la nación la noche del viernes.

De acuerdo al líder del partido de izquierda Syriza, la oferta de prolongar hasta noviembre el programa de ayuda financiera a Grecia y prestar al país otros 12 mil millones de euros (13 mil 397 millones de dólares) está condicionada a reformas que “claramente violan las normas europeas, el derecho básico a trabajar, la igualdad y dignidad”.

Tsipras dijo acreditar que “el objetivo de algunos de nuestros socios e instituciones no es alcanzar un acuerdo viable para todas las partes, sino posiblemente la humillación de toda una población”.

Atenas rechaza nuevos recortes en las pensiones y salarios y se niega a subir los impuestos sobre alimentos, energía, agua y medicamentos.

Como alternativa, propuso alzas en los impuestos sobre productos de lujo, la creación de una tasa especial sobre ingresos corporativos elevados y el incremento de las contribuciones al sistema de pensión.

Sin embargo, los prestamistas acreditan que esas medidas perjudicarían aún más la ya débil competitividad griega, lo que comprometería el crecimiento económico.

Sin un acuerdo sobre el programa de rescate, que expira el 30 de junio, Grecia podría entrar en impago y verse forzada a salir de la zona del euro.

Notimex

Salir de la versión móvil