score
Mundo

Agitan a Ecuador nuevas marchas a favor y contra el gobierno

Quito.- Las ciudades ecuatorianas de Guayaquil y Quito vivieron hoy una intensa jornada política debido a las masivas manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Rafael Correa.

En Guayaquil, ante miles de personas que protestaron por las políticas de Correa, el alcalde opositor Jaime Nebot aseveró que “no se puede acabar con la pobreza destruyendo al que tiene dinero”.

“Hay que reclamar con agallas el país que queremos y merecemos”, indicó Nebot, quien busca que se archiven las iniciativas de ley sobre nuevos impuestos a las herencias y a la plusvalía, las cuales se encuentran suspendidas en la Asamblea Nacional de Ecuador.

Miles de personas vestidas con camiseta blanca abarrotaron las avenidas que rodean una tarima colocada en el malecón Simón Bolívar y la avenida 9 de Octubre, donde Nebot habló durante casi una hora.

Señaló que la multitud presente, “ordenada y pacífica, pero rebelde, es el Guayaquil que representa a la patria ecuatoriana”.

“Este es el momento de rescatar el país sobre todas las cosas (…) Este no es el momento de las elecciones de las candidaturas”, dijo el alcalde ante gritos de “Nebot, presidente”.

“El país de Correa se acabó (…) el pueblo se ha pronunciado multitudinariamente”, agregó Nebot, quien de acuerdo con el gobierno de Correa forma parte del 2.0 por ciento de los ecuatorianos que resultarían afectados con las iniciativas de ley.

El proyecto de impuestos a las herencias (Ley para la Redistribución a la Riqueza) y a la plusvalía (para controlar la especulación de la tierra) están ahora en suspenso, luego de que Correa los retiró de la Asamblea y propuso un diálogo nacional al respecto.

Mientras tanto en Quito simpatizantes del gobierno se congregaron por segundo día consecutivo en la Plaza Grande, frente al presidencial Palacio de Carondelet, y llamaron a los ecuatorianos a evitar un proceso de desestabilización.

Indicaron que permanecerían en el lugar hasta la noche de este jueves para después trasladarse a la Plaza de San Francisco, donde el gobierno ha instalado una feria del Servicio de Rentas Internas (SRI) para informar sobre las leyes de herencias y plusvalía.

En la Plaza de San Francisco, la directora del SRI, Ximena Amoroso, explicó a los asistentes que el año pasado sólo tres de mil ecuatorianos recibieron una herencia y sólo tres de cada 100 mil recibieron una herencia de más de 50 mil dólares, que son los que resultarían afectados por la propuesta de ley.

Por su parte, en una manifestación convocada a través de las redes sociales, opositores al gobierno de Correa se reunieron en la tribuna de la avenida de Los Shyris, norte de Quito.

En Portoviejo, provincia de Manibí, Correa confirmó que en el marco de conversaciones esta semana con empresarios “honestos”, el gobierno está dispuesto a mantener la actual tabla de cálculo del impuesto a las herencias sobre todo para las empresas en marcha.

“No es lo mismo recibir como herencia una empresa que recibir una casa con piscina (…) quien reciba una casa con piscina, un activo improductivo, bueno, que pague un poquito más que el que recibe una empresa en marcha porque eso podría afectar la marcha del negocio, la producción, el empleo”, agregó.

Deploró la “campaña de mentiras” que ha tratado de azuzar a la gente respecto a los proyectos de ley para las herencias y la plusvalía, lo que generó una “violencia inusitada”.

“Todos tenemos derecho a expresar nuestros puntos de vista, pero nadie tiene derecho a ser violento”, señaló al tiempo de manifestar que para evitar hechos lamentables retiró temporalmente ambos proyectos de la Legislatura.

El presidente dijo que habrá tres meses para dialogar “con todos los sectores que deseen, menos con los violentos; con los desestabilizadores nos veremos en las urnas en el 2017”.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button