score
Mundo

Ucrania puente entre Europa occidental y Rusia: Guerra. Con Paola Rojas

Ante la celebración del referéndum en Crimea; Gabriel Guerra analista en temas internacionales, comentó que el resultado no pudo sorprender a nadie porque esa es una zona históricamente vinculada con Rusia debido a que fue parte de su territorio hasta 1954 cuando es cedida a Ucrania.

El analista observó para el espacio de Paola Rojas que Crimea es étnicamente religiosa, culturalmente rusa y que en su territorio se localiza una de las bases navales rusas más importantes que da salida al Mar Negro.

Entonces por “obvias razones es un lugar estratégico, clave para el gobierno ruso y el cual no iban a dejar ir así tan fácilmente.

Guerra señaló que en todo esto hay dos temas en los que hay que reflexionar el primero es que quienes tomaron el poder en Ucrania no son precisamente “ángeles de la guarda”, no son liberales demócratas sino simplemente activistas políticos mucho más vinculados a la ex primer ministro de Ucrania que tenía una visión muy europea, que no la hacía necesariamente honesta, ni transparente.

Recordó que Ucrania es un país que tiene uno de los Productor Internos Brutos más bajos de Europa, un nivel de desarrollo político atrasado y que siempre ha sido un país con vocación autoritaria.

Abundó que si Viktor Yanukovich era un “gorila cleptómano, estos son changuitos ladrones, no son demasiado diferentes en ese sentido”.

Aseveró que todos los argumentos que en su momento utilizó occidente para hablar por la intervención en Siria, Irak o apoyar los movimientos separatistas e independentistas son los mismos que ahora utiliza Rusia a favor de la independía de Crimea, y los mismo que rechaza occidente porque ahora no le conviene.

Esto responde a que Ucrania es el puente entre Europa occidental y Rusia; además es el país más grande de los que colindan entre la Unión Europea y Rusia y de alguna manera es anzuelo para ambos”.

Finalmente consideró que Rusia será quien se quede con Crimea porque históricamente es suya; sin embargo, Estados Unidos hará gestos’, pero el presidente Obama no puede dejar de hacer gesto para que no lo crucifique por ser blando; mientras que los europeos no tienen ánimo de estar en una Guerra Fría.

dga



Artículos Relacionados

Back to top button