Se reanima política de Chile en vísperas de asunción de Bachelet

Santiago.- La vida política de Chile vuelve a reanimarse con el término de las vacaciones del presidente Sebastián Piñera y de la presidenta electa, Michelle Bachelet, quienes retoman sus labores a tres semanas del cambio de mando en el país.

Desde luego, y cumpliendo con su promesa de gobernar “hasta el último día” de su administración, Piñera ya esta desarrollando un intenso programa de inauguraciones y de “cuentas públicas” región por región.

Bachelet, por su parte, en las tres semanas que le faltan para recibir los símbolos del mando, en el ritual republicano, en el Salón de Honor del Congreso Nacional, debe afinar sus equipos de trabajo y atemperar asperezas desatadas en su propio campo.

Mantener la disciplina y la cohesión interna de la Nueva Mayoría, cruzada por diversas identidades ideológicas y políticas, incluso corrientes o “sensibilidades” diversas y contrapuestas en cada partido, es una tarea compleja que reconocen en los “bacheletistas”.

La propia Bachelet, una vez como presidenta, deberá extremar su autoridad y capacidades de persuasión para garantizar la mayorías legislativa necesaria para desarrollar sus reformas en materia educacional, tributaria, valórica e institucionales.

En la semana que inicia se pondrán en marcha los mecanismos de traspaso de los ministerios y de instalación de los nuevos equipos de trabajo.

De lo que se trata, indicaron en el comando de Bachelet, es “llegar al 11 de marzo con una plena disposición de iniciar de inmediato sus labores, lo que debe ser facilitado por las autoridades salientes.

Asimismo se prepara en el ambiente político del país la instalación del Congreso Nacional, donde por primera vez desde el fin de la dictadura la centro izquierda cuenta con una mayoría que le permite aprobar iniciativas reformistas prometidas por Bachelet.

Un flanco complejo se comienza a gestar en las relaciones de la futura presidenta con el conglomerado de la Nueva Mayoría, cuyos presidentes demandan una mayor voz en determinadas decisiones o estrategias políticas de La Moneda.

“Es bastante normal que haya un nivel de diálogo con el próximo equipo que se va a instalar (en La Moneda), a partir del 11 de marzo”, señaló el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, reclamando fórmulas de coordinaciones e instancias de diálogo.

Notimex

Salir de la versión móvil