score
Mundo

Parte hacia Cuba barco norcoreano detenido siete meses en Panamá

Panamá.- El barco norcoreano “Chong Chon Gang”, con 32 marinos, partió hoy hacia La Habana tras permanecer en Panamá desde julio pasado, cuando fue detenido por transportar sin declarar 250 toneladas de armas de guerra propiedad de Cuba.

La nave zarpó de la Bahía de Limón, en el sector caribeño del Canal de Panamá, alrededor de las 09:00 horas locales (14:00 GMT) para dirigirse a la capital cubana, donde será sometida a reparaciones y luego será cargada de azúcar.

La cancillería panameña confirmó en un comunicado que la Cruz Roja Internacional, luego de los exámenes correspondientes, determinó el buen estado de salud de los 32 marinos para el viaje.

La partida del barco se concretó luego de anunciarse hace una semana que sus representantes habían pagado a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) una multa de 693 mil dólares por infligir las normas canaleras al ocultar información sobre su carga.

De manera previa, el mes pasado, la Fiscalía General liberó de cargos a 32 de un total de 35 tripulantes norcoreanos a bordo de la embarcación y solo presentó cargos por tráfico de armas contra un capitán, el primer oficial y un “secretario político”.

Los 32 tripulantes sin cargos en su contra, que permanecieron siete meses en instalaciones del Servicio Nacional Aeronaval en Sherman, 80 kilómetros al norte de esta capital, abordaron la nave el martes pasado a fin de limpiar el casco y prepararse para partir este sábado.

El abogado de los marinos, Julio Berríos, informó a Notimex que el barco irá a Cuba a cargar azúcar en Puerto Padre y volverá de nuevo a territorio panameño para transitar el Canal de Panamá hacia Corea del Norte.

“Los gastos del cruce del Canal están pagados desde la vez pasada, así que tienen un crédito para la travesía”, indicó Berríos.

La nave, procedente de Cuba y rumbo a Corea del Norte, fue capturada el 10 de julio de 2013 antes de ingresar al Canal de Panamá por órdenes de la Fiscalía Antidrogas bajo la sospecha de transportar drogas, pero luego de una revisión fueron halladas armas de guerra.

Las armas, 240 toneladas, entre ellas dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, dos aviones, 15 motores Mig-21 y nueve cohetes en partes y piezas estaban ocultas debajo de 10 mil toneladas de azúcar cruda.

Cuba afirmó entonces que el armamento es obsoleto y que fue enviado a Corea del Norte “para ser reparado”.

“La tripulación está contenta de que por fin termina la odisea, provocada por las agencias de espionaje de Estados Unidos, que fueron las que inventaron que iba lleno de droga, cuando lo que llevaba era chatarra de material bélico obsoleto”, dijo Berríos.

El azúcar almacenada en silos del gobierno será subastada por la Fiscalía, aunque Berríos reclama que ese dinero sea entregado a Corea del Norte, mientras que el destino de las armas será decidido por un juez, aunque según el abogado deben ser devueltas a Cuba.

Un informe preliminar del Comité de Sanciones del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que evaluó las armas en agosto pasado, concluyó que fueron violadas las restricciones impuestas a Corea del Norte para comerciar armas.

“Panamá actúo correctamente y hay que decirlo, Naciones Unidas ha avalado ese trabajo que hizo Panamá en cumplimiento de disposiciones internacionales, obligaciones multilaterales”, dijo el canciller panameño, Francisco Alvarez.

La captura de la embarcación generó tensión entre Panamá y Cuba, lo cual incluso incidió en la renuncia del canciller panameño, Fernando Núñez Fábrega, el mes pasado.

De hecho, respecto a la relación con Cuba, Alvarez dijo: “mi recomendación es que miremos hacia delante; hay mucho más positivo, mucho más bueno en la relación entre Panamá y Cuba que decisiones que se toman al tenor de circunstancias”.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button