Mundo

Romney apunta a Obama después de ganar otras cinco primarias

MANCHESTER, EU.- El republicano Mitt Romney lanzó su campaña electoral contra el presidente Barack Obama después de ganar cinco primarias realizadas el martes criticando al mandatario por sus falsas promesas y débil liderazgo, declarando que “un mejor Estados Unidos comienza esta noche”.

Romney declaró su victoria en la carrera del Partido Republicano por la nominación presidencial y delineó los temas de su campaña contra Obama, preguntando a los estadounidenses si están mejor bajo su Gobierno y acusando al presidente de no cumplir con las promesas de cambio y esperanza que realizó durante su campaña.

“¿Qué tenemos para mostrar de los tres años y medio del presidente Obama?”, preguntó Romney durante un discurso en Nueva Hampshire.

“¿Es más fácil llegar a fin de mes? ¿Es más fácil vender tu casa o comprar una nueva? ¿Han ahorrado lo que necesitan para su jubilación? ¿Están ganando más dinero en su trabajo?”, agregó.

Romney, un ex líder de empresas privadas que ha puesto los problemas económicos en el centro de su campaña, criticó las políticas económicas de Obama y dijo que han llevado a “esperanzas y sueños menguados”. El prometió que ofrecería una mejor oportunidad para quienes enfrentan problemas.

“La gente está sufriendo en Estados Unidos, y nosotros sabemos que algo anda mal, terriblemente mal con la dirección de nuestro país”, sostuvo.

“Esta elección es sobre el tipo de Estados Unidos en el que viviremos”, declaró. “En el Estados Unidos que yo veo, el carácter y las opciones importan. Una educación, trabajo duro y vivir dentro de nuestras posibilidades se valora y se premia”, agregó.

Romney pronunció su discurso, que se concentró casi exclusivamente en la economía, después de que logró cómodas victorias con ventajas de dos dígitos en cinco estados del noreste del país: Connecticut, Delaware, Nueva York, Pensilvania y Rhode Island, con un total combinado de 231 delegados.

Las victorias acercaron a Romney, que comenzó la noche con 695 delegados, a los 1.144 delegados que necesita para conseguir formalmente la nominación, un hito que aún está a semanas de distancia.
Romney puso fin efectivamente a la carrera republicana el 10 de abril, cuando su principal rival, Rick Santorum, suspendió su campaña a la Casa Blanca, pero el discurso en el estado de Nueva Hampshire fue el primero en el que asumió la condición de presunto nominado.

“Después de 43 primarias y asambleas populares, muchos días largos y más de una larga noche, puedo decir con confianza, y gratitud, que ustedes me han dado un gran honor y una solemne responsabilidad”, declaró Romney.

Las primarias del martes podrían ser el comienzo del fin para otro rival que sigue en competencia, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich. El había dicho que evaluaría su candidatura si no ganaba la primaria de Delaware, donde había hecho una fuerte campaña en las últimas semanas.

Romney venció a Gingrich por más de 30 puntos porcentuales en Delaware, y ganó los 17 delegados del estado. Pero Gingrich no reconoció su derrota durante un discurso en Carolina del Norte, después de la votación. Dijo que planea seguir con su agenda en el estado esta semana.

Gingrich ha ganado sólo dos primarias, en Carolina del Sur y Georgia -a la que representó en el Congreso-, y su campaña está endeudada, pero se ha aferrado para seguir presionando a Romney en temas conservadores.

El otro candidato en carrera es el congresista por Texas Ron Paul, quien dijo el lunes que no abandonaría la carrera incluso si Romney logra la nominación.

Romney, un ex gobernador de Massachusetts, llega a la campaña electoral golpeado por una amarga batalla en las primarias frente a varios contrincantes que pusieron en duda su sinceridad y sus posturas conservadoras.

Reuters

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button