Mundo

Venezuela a la espera de noticias sobre salud de Chávez

CARACAS – El inusual silencio del presidente venezolano Hugo Chávez, que lleva nueve días en Cuba en tratamiento contra el cáncer sin apariciones públicas, desató una nueva ola de rumores sobre su muerte que debieron ser desmentidas por sus aliados y desataron nuevos cruces con la oposición.

Chávez ha limitado sus contactos a una treintena de mensajes a través de la red social Twitter, por donde ha asignado recursos, aprobado leyes y aplaudido a sus ministros.

Pero no se transmitieron imágenes de su estadía en Cuba ni se comunicó por teléfono con medios de su país, como había ocurrido en sus hospitalizaciones anteriores.

El clima político se fue caldeando la semana pasada hasta que las versiones sobre la salud de Chávez inundaron las redes sociales este fin de semana, mientras el Gobierno y la oposición se acusaban de haberlos esparcido.

“En verdad estos amargados no aprenden. Tienen días diciendo que murió el Comandante”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en su cuenta de Twitter.

“Aquí el único que no tiene vida es el majunche”, agregó, refiriéndose a Henrique Capriles, el candidato único de la oposición para las elecciones del 7 de octubre en las que Chávez busca extender su período en el poder, que ya lleva 13 años.

El ministro de Información, Andrés Izarra, informó que Chávez trabajó junto a dos de sus ministros el domingo en la reforma que se prepara a la Ley del Trabajo y en otros asuntos de Estado, mientras que Cabello aseguró que el mandatario volverá esta semana a Caracas.

La Asamblea Nacional le otorgó permiso al militar retirado de 57 años para ausentarse del país por más de cinco días para someterse a las dos últimas aplicaciones de radioterapia, que está recibiendo tras haber sido operado en febrero por una recurrencia del cáncer que se le diagnosticó el año pasado.

Hasta el momento no se conoce públicamente el tipo ni la gravedad del cáncer de Chávez, luego de que a mediados de 2011 le fuera extraído un tumor del tamaño de una pelota de béisbol en la zona pélvica y de que a principios del 2012 fuera operado por una lesión en la misma zona.
POR TWITTER NO

Capriles, en tanto, buscó también sacar provecho de la ausencia de Chávez y criticó al mandatario por su método de Gobierno desde una cama de hospital en La Habana.

Parte de su estrategia política es mostrase vital y activo recorriendo “casa por casa” a los venezolanos.

“¿Nuestra Venezuela se gobierna por Twitter? ¿Las leyes se aprueban por Twitter? Ese no es el país que queremos los venezolanos”, escribió Capriles, de 39 años, en su cuenta de la red social.

“Gobernar por Twitter, aprobar leyes sin consultarlas con nadie por Twitter es una burla a nuestro pueblo (…) El país y los problemas de los venezolanos no se resuelven por Twitter”, agregó.

Otro elemento que tensó el clima político en los últimos días fue la controversial denuncia de manipulación de la justicia hecha por un militar retirado y ex juez del Tribunal Supremo de Justicia.

Las declaraciones sacudieron especialmente a las Fuerzas Armadas, cuyos principales líderes son señalados por Estados Unidos de estar vinculados al narcotráfico .

El ex magistrado Eladio Aponte fue separado el mes pasado de su cargo tras ser acusado de ayudar a un notorio empresario señalado de comandar actividades de narcotráfico. Aponte huyó a Costa Rica e hizo contacto con la Dirección de Control Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

POPULARIDAD SE MANTIENE
Pese a haber bajado el ritmo de apariciones públicas, Chávez sigue liderando las encuestas para los comicios.

Según la respetada encuestadora Datanálisis, el mandatario aventajaba el mes pasado a Capriles, gobernador de Miranda, por 13 puntos en intención de voto .

Otra encuesta realizada por la firma Hinterlaces hasta el 18 de abril con una muestra de 1.500 personas arrojó que Chávez se mantiene con una gran ventaja sobre Capriles, al contar con un 53 por ciento de apoyo contra un 34 por ciento del opositor, debido en parte a la solidaridad de muchos electores con su condición.

“Aunque el presidente Chávez no esté expuesto, presente en los medios, el tema de su enfermedad copa toda la opinión pública (…) Se acentúan los lazos afectivos, se radicaliza el chavismo y los componentes emocionales se fortalecen en el debate electoral”, dijo el lunes en una entrevista televisiva Oscar Schemel, director de Hinterlaces.

Tanto Datanálisis como Hinterlaces identifican, sin embargo, un elevado porcentaje de electores indecisos, que definirían el curso de los comicios de octubre.

En medio de la guerra de cifras desatada por las encuestadoras, muchos se preguntan si un convaleciente Chávez podrá con el fuerte ritmo de la campaña electoral para unos comicios que se vislumbran como los más reñidos que haya tenido que enfrentar hasta ahora el líder izquierdista.

Reuters

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button