score
Mundo

Difunden fotos de soldados de EU posando con extremidades de afganos

Los Angeles.- Un nuevo escándalo surgió entre las tropas estadunidenses al difundirse fotografías de aparentes soldados posando con extremidades y cuerpos de suicidas afganos, difundió aquí el diario Los Angeles Times.

El rotativo en inglés obtuvo 18 fotos proporcionadas por supuestos soldados estadunidenses en donde posan con una cabeza de un afgano y en otra varios posan con orgullo levantando con cuerdas piernas ensangrentadas de aparentes insurgentes.

Se indicó que la armada estadunidense ha iniciado una investigación de lo que representa un evidente riesgo en el quiebre del liderazgo y la disciplina de las fuerzas armadas de este país.

Esta acción ha sido condenada de forma drástica por el secretario de la Defensa Leon Paneta y del general John Allen, comandante en jefe de las fuerzas internacionales desplegadas en Afganistan.

Las fotos en donde posan con cuerpos o extremidades de rebeldes corresponden a la división 82 Airbone.

El ejército estadunidense considera que esas fotos son una violación a los estándares militares y por esa razón ha lanzado una investigación criminal para deslindar responsabilidades.

La división 82 Airbone inicialmente fue asignada a la estación de policía en la provincia de Zabol en Afganistán en febrero de 2010 a fin de recuperar restos de un insurgente suicida.

En el reporte se apuntó que los soldados estadunidenses torcieron la misión a situaciones macabras al posar con las partes de los cuerpos.

Meses después el mismo batallón fue enviado para investigar sobre los restos de tres insurgentes que policías afganos había reportado que de forma accidental se habían detonado ellos mismos.

En otra de las fotos se ve a un soldado estadunidense saludando a una mano de un hombre, y en otra una persona que aparente no ser soldado escribió “Cazador de zombie” y cerca de una extremidad.

George Wright, vocero del ejército de Estados Unidos, señaló que esta “es una violación de los estándares del ejército al posar con cuerpos para ser fotografiados en algo que dista mucho de lo que se exige a un militar desplegado”.

Wright aseveró que después de la investigación el ejército podría tomar acciones apropiadas contra los involucrados y dijo que la mayoría de los soldados que han posado han sido plenamente identificados.

Las fotos han brotado en un momento de particular sensibilidad en las relaciones de Estados Unidos y Afganistán.

En enero pasado se difundió un video en internet en donde se ve a un soldados estadunidense orinando en cuerpos de afganos.

En febrero se conoció de otro en el que se ve a soldados estadunidenses quemando copias en una base estadunidense del Corán el libro sagrado de los afganos.

Esa acción desató disturbios y dejó un saldo de 30 muertos y causó el deceso de seis estadunidenses.

En marzo un sargento estadunidense, de manera intempestiva desató un caos nocturno al tirotear a dos villas afganas y matar a 17 personas.

El soldado que proporcionó las fotos al rotativo lo hizo bajo la condición del anonimato, pero aceptó indicar que él formó parte de la Cuarta Brigada del equipo de Combate de la base Bragg en Carolina del Norte.

El soldado consideró que esas fotos fracturan el liderazgo y la disciplina, y comprometió la seguridad de las tropas.

ExpresÓ que al publicarse ayudarÍa a dar más seguridad a las dos bases de Estados Unidos en Afganistán.

El rotativo señaló que funcionarios de la Defensa de Estados Unidos pidieron al rotativo no publicar ninguna de las fotografías, lo que evidentemente no prosperó.

El editor de Los Angeles Times, Davan Maharaj, comentó que después de una cuidadosa consideración “hemos decidido publicar una pequeña pero representativa selección de las fotos”.

“Esta es nuestra obligación con nuestros lectores de reportar de forma vigorosa e imparcial todos los aspectos de la misión estadunidense en Afganistán, incluidas las acusaciones de imágenes que reflejan una fractura en la disciplina de la unidad que ha puesto en riesgo a tropas de Estados Unidos”, aseveró.

Las fotos fueron tomadas durante el despliegue de un año de la brigada de tres mil 500 miembros y en el tiempo en que esa unidad perdió a 35 miembros y al menos 23 murieron por bombas caseras o por suicidas.

Notimex



Artículos Relacionados

Back to top button