score
MéxicoNoticias

Deja pandemia en orfandad a más de 141 mil menores en México, que encabeza lista mundial, según The lancet

La investigación científica recomendó acelerar la vacunación equitativa entre los cuidadores primarios para reducir la tendencia de defunciones entre padres y abuelos.

La pandemia de Covid-19 ha dejado en orfandad a 141 mil 132 menores de edad en México, ubicándose en el primer lugar entre 21 países con la mayor mortalidad entre cuidadores primarios de infantes a nivel mundial.

De acuerdo con el estudio “Estimaciones mínimas mundiales de niños afectados por Orfandad asociada a Covid-19 y muertes de cuidadores: un estudio de modelado”, elaborada por la revista científica británica The Lancet, México fue el país en el que más menores perdieron tanto a sus padres como a sus abuelos del 1 de marzo de 2020 al 30 de abril de este año.

De los 141 mil 132 menores de edad que perdieron a sus padres desde que comenzó la contingencia sanitaria en marzo de 2020, 97 mil 951 perdieron a sus padres y 33 mil 342 a sus madres, mientras que 32 perdieron a ambos padres.

Pero entre los infantes cuyos abuelos fallecieron, 4 mil 429 perdieron a una abuela de generación salteada, 5 mil 342 a un abuelo de generación salteada y 36 a ambos abuelos.

Los países de América fueron los que mayor orfandad registraron, pues el segundo lugar fue Brasil con 130 mil 363 menores que se quedaron en el desamparo, mientras que el tercer lugar fue la India con 119 mil 170 menores de edad, y el cuarto puesto fue Estados Unidos con 113 mil 708 infantes que perdieron a alguno de sus cuidadores primarios.

Fueron los países de Europa los que reportaron la menor mortalidad entre los padres de familia y abuelos por Covid-19, siendo Alemania el país con la menor letalidad al acumular sólo mil 832 defunciones.

Al respecto, el estudio científico detalla que los menores en orfandad tienen mayores posibilidades de sufrir violencia sexual, asociada a la vulnerabilidad económica del hogar, y en el caso de los infantes que perdieron a sus abuelos pueden padecer un doble trauma después de perder a sus padres.

Así, los menores pueden padecer trastornos de estrés postraumático, depresión e intentos de suicidio, las cuales pueden agudizarse con el aislamiento prolongado por el cierre de escuelas y la incapacidad de participar en prácticas de duelo.

Por lo cual, recomendó a las autoridades brindar apoyo psicosocial permanente a los menores en orfandad, además de empoderar a los cuidadores sobrevivientes para facilitar el duelo adaptativo, además de promover políticas públicas para proteger a los menores contra el matrimonio infantil, los embarazos no deseados y las infecciones de enfermedades de transmisión sexual.

Asimismo, el estudio advierte que la orfandad provoca que los menores de edad comiencen a trabajar desde edades cada vez más tempranas, por lo cual también recomendó al gobierno brindar estímulos económicos para que los infantes puedan continuar sus estudios mediante becas especiales y subsidios alimentarios para evitar que se incorporen al mercado laboral antes de la mayoría de edad.

Para reducir la orfandad en México se debe garantizar la aplicación equitativa de las vacunas contra Covid-19 entre los padres cuidadores de infantes, además de priorizar la aplicación de las medidas sanitarias para reducir los riesgos de contagios de Covid-19 ante la tercera ola de contagios.

El subsecretario de Salud federal (SSa), Hugo López-Gatell, señaló en conferencia de prensa el pasado 23 de mayo, que se apoya psicológicamente a los menores de edad que han perdido a alguno de sus padres o sus abuelos, no obstante, reconoció que los infantes son propagadores del virus sin presentar complicaciones por el virus y que pueden infectar al resto de los integrantes de sus familias.



Artículos Relacionados

Back to top button