Dependerá industria turística de visitantes internacionales para evitar cierre de actividades

Los representantes del sector turístico consideraron que retomar nuevos confinamientos afectará la recuperación de la industria que apenas mostró signos de recuperación en mayo.

Ante el aumento de casos de Covid-19 que se ha registrado en los últimos días en el país, la industria turística no estima un cierre de actividades económicas, pues dependerán de sus visitantes internacionales para impulsar la recuperación.

El presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco), Enrique Solana, dijo en el foro de turismo internacional 2021 que no pueden considerar un nuevo cierre de actividades, pues sería lapidario para la industria turística, por lo que aseguró que dependerán de los visitantes internacional, principalmente norteamericanos, que en su mayoría han sido vacunados para seguir prestando servicios turísticos.

El representante de la Conacanaco afirmó que las empresas que prestan servicios turísticos han implementado los protocolos sanitarios correspondientes para evitar conglomeraciones masivas y que representen un riesgo para los visitantes, por lo que manifestó que más del 96 por ciento de las personas que ingresan al país están inoculadas contra Covid-19, lo que permitirá que sigan prestando estos servicios.

Apenas en mayo se registró un incremento del 13.5 por ciento en la afluencia de visitantes internacionales al país con respecto a abril, lo que ha permitido la recuperación de los empleos formales dedicados a este sector en las entidades con vocación turística como Baja California Sur y Quintana Roo que tuvieron incrementos del 2.9 por ciento y 2.3 por ciento, respectivamente, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por ello, para los representantes de la industria turística un nuevo confinamiento podría provocar otro desplome para la actividad económica que apenas comenzó a mostrar signos de recuperación, por lo cual han considerado que con la implementación de las medidas preventivas sanitarias no será suficiente retomar el cierre masivo de establecimientos.

También el presidente del Comité Ejecutivo de la Asociación de Complejos Vacacionales y Turísticos, Alberto Solís, señaló en entrevista con Forbes que en Estados Unidos el avance de la vacunación ha sido más acelerado, lo que ha permitido el ingreso de más visitantes internacionales inoculados, y por ello descartó que se contemplen nuevas restricciones a la movilidad.

Manifestó que la industria turística está trabajando para garantizar certidumbre entre los visitantes tanto internacionales como nacionales, por lo cual confió que con el avance de la campaña nacional de vacunación paulatinamente crezca el número de visitantes en los destinos turísticos del país.

Para los representantes de la industria turística, en el periodo vacacional de verano se estima un incremento de la afluencia del turismo del 50 por ciento, lo que permitirá continuar con la tendencia de recuperación que mostró desde el quinto mes de este año, debido a que fue uno de los sectores más afectados por los confinamientos masivos impuestos por las autoridades federales.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Turismo federal, Miguel Torruco Marqués, sostuvo en conferencia de prensa la semana pasada que la industria turística no volverá a ser tan lastimada por la tercera ola de contagios como sucedió en las primeras dos, debido a que ha avanzado la campaña de vacunación y los prestadores de servicios han implementado las medidas sanitarias correspondientes.

Mientras los representantes del sector turístico descartan un nuevo cierre de actividades económicas, al corte del lunes se registraron 5 mil 307 contagios en el último día, cifra que no se presentaba desde enero durante la segunda ola de contagios, por lo que los especialistas en epidemiología estiman que alcanzará su pico en la segunda quincena de agosto.

Según datos de la Sectur, el turismo genera el 8.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que dependen de esta actividad 3 millones 690 mil personas de forma directa y es la principal actividad económica de las zonas playeras de Baja California Sur y Quintana Roo.

Salir de la versión móvil