México

Niños fantasmas y sesiones espiritistas: Las terroríficas historias de El Callejón del Aguacate

En la colonia Santa Catarina de la alcaldía Coyoacán en la Ciudad de México, este es uno de los lugares con más leyendas escalofriantes.

Sin duda, el Callejón del Aguacate es uno de los sitios con más leyendas terroríficas de la Ciudad de México (CDMX).

Ubicado en la colonia Santa Catarina, cerca del centro de la alcaldía Coyoacán, se ubica este callejón. Y desde los años 30 se cuentan terribles historias sobre apariciones fantasmagóricas que acechan por las noches.

Uno de los relatos más famosos en torno al callejón se remonta a la época del presidente Lázaro Cárdenas. Según la leyenda, un militar con un fuerte carácter asesinó a un niño en este lugar. Pero ¿por qué?

Para aliviar el estrés que le dejó la guerra, el militar salía diario a caminar para aclarar su mente. Sin embargo, sus paseos relajantes siempre se veían interrumpidos por un niño pequeño, probablemente vecino del callejón, quien le pedía que jugaran juntos. Mas el militar siempre lo rechazaba o lo ignoraba.

No obstante, un día el hombre no aguantó más y, en un arranque de enojo, mató al niño a golpes y lo colgó en un árbol cerca del callejón. Cuando volvió en sí, el militar se arrepintió del homicidio, por lo que puso un altar a la Virgen en una esquina del lugar.

Hay quienes dicen que, por las noches, se escucha el llanto del niño asesinado por el militar. Otros aseguran que el pequeño aún se aparece en el callejón. Y algunos más aseveran que no es un niño, sino una niña la que murió en el lugar.

¿Espiritismo en el callejón de Coyoacán?

Por otro lado, una versión diferente explica que la verdadera razón por la que el callejón está embrujado es por las sesiones espiritistas que ahí se llevaron a cabo.

Según esta leyenda, durante la presidencia de Cárdenas había una casa donde funcionarios del gobierno hacían sesiones por medio de la ouija.

Pero una noche, un espíritu les dijo a los asistentes que todos se iban a traicionar, por lo que el dueño de la casa los mató a todos. Y no sólo eso: los enterró en su jardín.

Desde entonces, supuestamente se escuchan los gritos de quienes murieron en la casa del callejón.

Así se ve de día el Callejón del Aguacate:

Con información de Infobae y Time Out.

 

También te puede interesar:

Goyo Cárdenas, el “estrangulador de Tacuba” que fue aplaudido en la Cámara de Diputados

Violó, mató y se las comió: El caso de ‘El monstruo de Ecatepec’ que conmocionó al país

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button