México

Rezagos de las clases en línea preocupan a las maestras en su día

La falta de interacción humana y la brecha digital son los principales obstáculos, señalan

Este Día del Maestro será muy distinto. Desde hace semanas, obligados por la virulencia del COVID-19, el único contacto que han tenido con sus alumnos es a través de una pantalla, con las clases en línea de la SEP. Sin embargo, las docentes llegan a este 15 de mayo con una serie de preocupaciones respecto a esta modalidad de enseñanza.

Las autoridades están atadas y, hasta el momento, sólo 269 municipios de 15 estados en el país podrán reactivar actividades e iniciar “la nueva normalidad” después de este fin de semana, aunque con una serie de limitaciones, entre las que se incluyen, precisamente, el regreso a las aulas: nadie vuelve a los salones hasta nuevo aviso, pero el ciclo escolar continúa.

Ante este panorama, los más de dos millones de docentes que existen en México se enfrentan al reto de un estudiantado que no aprende en las mejores condiciones, sin mencionar que hay familias que no tienen los recursos para sumarse de lleno a la era digital.

  • Nativos digitales sin tecnología

Denisse Cedeño es de las pocas maestras en su escuela, una primaria privada en Puebla, que se adapta con lo que tiene en casa, aunque no tiene una computadora con la cual pueda trabajar en la pandemia. Además, es de las pocas que, por su edad, no tiene tantos problemas para apoyarse en las plataformas de la SEP y Santillana que manejan.

No estamos capacitados para realizar estas tareas”, sentencia la licenciada en Procesos Educativos de la Universidad Iberoamericana, quien explica que aunque la escuela invita a las capacitaciones, éstas son insuficientes para cerrar la brecha digital.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información 2020 del Inegi la brecha digital ha disminuido en los últimos años, aunque las cifras sigan bajas: sólo el 44.3% de los hogares en México tiene una computadora y el 56.5% tiene acceso a internet.

La catedrática de la UNAM, Socorro de la Guerra, puede dar testimonio de ello: la mayoría de sus alumnos son de un espectro socioeconómico de clase media baja que no tienen acceso a tecnologías como laptops o iPads, y aunque son considerados nativos digitales, muchos no tienen nociones básicas necesarias para trabajar en línea, como lo puede ser subir correctamente presentaciones de Power Point.

El principal contra de esta nueva forma de enseñanza es el acceso a la tecnología. Muchas veces pensamos que nuestros alumnos dominan la tecnología, y no es cierto (…) ellos son nativos digitales pero muchos de ellos no han tenido acceso total o no han explorado esta tecnología como se debe”.

  • La casa no es escuela

Pese a los esfuerzos de las autoridades para no frenar las clases, lo que incluye acuerdos multiplataformas con Google for Education y YouTube, la casa no es una escuela y el proceso de aprendizaje se logra con la conjunción de varios elementos, como la convivencia cotidiana con el otro, según las docentes entrevistadas.

Clases en línea
Especial. Denisse se disfrazó con sus aliumnos este 5 de mayo.

El aislamiento y la falta de contacto con sus compañeros podrían generar en el alumno otro rezago en materia de aprendizaje de socialización, elemento fundamental en el desarrollo de la niñez según autores como el psicólogo Lev Vygotski.

¿Cómo pones a socializar a un niño de entre tres y seis niños a través de una pantalla con sus compañeros? Al final del día, somos seres humanos, somos seres sociales y necesitamos interactuar con el otro”, asevera Cedeño Ramírez.

La falta de atención de los padres de familia es otro factor a considerar. Muchos se ven rebasados por sus labores de home office o no saben como hacer un acompañamiento adecuado de sus hijos en los procesos de aprendizaje. Sin mencionar que tampoco cuentan con las herramientas necesarias para cumplir con los requisitos que exige la era digital en tiempos de pandemia.

El contacto y la interacción son elementos sustanciales del aprendizaje. El alumno aprende con y con los otros. Vamos a tener situaciones de mucho rezago sobre todo en nivel de primaria y secundaria”, agrega Socorro de la Guerra.

  • El reto de ser mamá trabajadora y maestra

Para Jessie la situación de las clases en línea no se presenta tan caótica o al menos logró afrontarla de mejor manera. A pesar de que reconoce que fue un gran reto cambiar sus rutinas de madre soltera, considera que el éxito de las clases en línea depende enteramente del cuidado de los padres y de una buena organización.

Definir horarios es muy importante para que todo el día sea productivo. Fines de semanas son fines de semana, de descanso. Pero de lunes a viernes tenemos todo bien organizado (…) Tienes que hacerlo así de controlado, si no fuera así, definitivamente no podría”, cuenta en entrevista Jessie mientras atiende una campaña como coordinadora de ventas por retail.

Aunque Jessie y Dany (su hijo que cursa el cuarto de primaria en la CDMX) son estrictos en sus horarios de lunes a viernes, los fines de semana los dedican exclusivamente a descansar y divertirse.

A él le gusta hacer varias actividades, la convivencia conmigo todos los días. Lo estamos disfrutando bastante. Sí extraña a sus compañeritos pero más por el tema del juego, porque aquí no tiene con quién jugar, sólo mi hermano, pero mi hermano ya es grande, tiene 19 años”.

  • Consejos para sobrevivir a las clases

Precisamente uno de los primeros consejos de Denisse a los padres de familia es establecer horarios fijos que permitan una mejor organización y den certeza y seguridad a los niños, ya que “los niños necesitan esta estructura y esta organización, a los niños les cuesta mucho vivir en la incertidumbre”.

Además, y en sintonía con De la Guerra, coincide en que es importante crear un nuevo canal de comunicación con los profesores no sólo para resolver dudas de actividades, sino para plantear sus inquietudes y problemas, incluida la falta de equipo.

“Siempre alcen la voz. Si sienten que la carga de trabajo es excesiva que hablen con los docentes y los responsables para llegar a un acuerdo”, concluye Denisse al tiempo que sugiere realizar actividades físicas, de esparcimiento y artísticas, como pintar mandalas

    • Te puede interesar:

“Se les extraña”; AMLO y Moctezuma reconocen labor de maestros en la pandemia

“Pórtense bien, recapaciten”; AMLO reacciona a las llamadas “fiestas COVID”

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button