México

La calurosa “cuarentena seca” en México pone en riesgo 500 mil empleos

En EU y Europa la producción y distribución no se frenó por la contingencia.

Las afectaciones que la pandemia provoca a pequeños comerciantes continuarán incluso cuando se levante la Jornada Nacional de Distancia Social, lo que afecta directamente a miles de familias cuyos principales ingresos provienen de la venta de cervezas.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield, declaró en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula que la producción cervecera podría reiniciar actividades a mediados de mayo, más de un mes después de que se suspendieron actividades.

No obstante, tal y como se puede observar en países como España, la suspensión de la contingencia sanitaria no implica un retorno inmediato a las actividades cotidianas, lo que sumado a las restricciones sanitarias especiales sugeridas por la OMS retrasa aún más la reactivación económica.

Esto afecta directamente a pequeños comerciantes que en época primaveral ven un aumento en sus ventas por el calor, lo que hoy se traduce en un golpe a sus ingresos (el 40%  relacionado con la venta de cerveza y hasta 60% si se incluyen botanas y refrescos, de acuerdo con Nielsen), en medio también de una crisis económica global.

  • México, la excepción

En el mundo, Ecuador, Panamá y México son los únicos países del mundo que detuvieron la producción de cerveza, lo que en el caso México al ser uno de los principales exportadores del mundo, se traduce en consecuencias más amplias que la mera producción.

Sheffield refirió que los principales países exportadores de cerveza continuaron con la distribución y que nuestro país es un caso especial, ya que tuvo que parar sus operaciones a pesar de cumplir con estándares de limpieza y calidad que son referencia internacional.

Y es que la suspensión de producción y distribución no sólo afectó a locatarios -que llevan más de un mes sin actividades- sino que amenaza con mermar los ingresos de pequeños comercios de los que dependen 500 mil trabajadores (la mayoría cabezas de familia) lo que resta de la cuarentena (por lo menos un mes más), mientras se reactivan las actividades económicas suspendidas en la contingencia.

El golpe es directo a todos los involucrados en la cadena de producción, la que va desde los agricultores que cosechan la cebada, los transportistas, los vendedores, comercios de todo tamaño y el público en general.

  • Descontento social

En un comunicado de prensa, la Alianza Nacional de Pequeños Productores (ANPEC) aludió que, en tiempos de aislamiento y crisis sanitaria, la cerveza “es un producto importante para sobrellevar en los mejores términos la cuarentena”.

Agregó que el aislamiento puede provocar “estados de ansiedad, desesperación y miedos que podrían terminar en episodios de intolerancia”, por lo que “el consumo de cerveza en el hogar opera como un relajante que coadyuva a sobrellevar en los mejores términos la dura prueba”.

En un llamado a las autoridades para reducir restricciones y ya empezar a agilizar las medidas de recuperacion económica, la Asociación recordó que ya inició la temporada de calor y a la pandemia se unirán dos factores más “la mayoría de los hogares no cuentan con aparatos de clima y la cerveza refresca,  los que tengan clima o ventiladores no tendrán dinero para el exceso de consumo de energía eléctrica que se tenga que pagar, si son pequeños comerciantes y están perdiendo por no vender cerveza”. Como sea, sin cerveza nadie gana.

 

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button