México

¿Quién es Rafael Caro Quintero, el narco al que interpreta Tenoch Huerta en la serie de Netflix?

Rafael Caro Quintero nació en octubre de 1952, en Badiraguato. Hijo de agricultores, se dice que a los 18 años se mudó y conoció a Pedro Avilés, uno de los primeros y más peligrosos narcotraficantes de México, quien le introdujo en el cultivo de la mariguana.

Desde un inicio, los agricultores vecinos sembraban amapola y mariguana, y Caro Quintero sembró dicha planta y no otro tipo de drogas, declaró a Anabel Hernández en una entrevista para Proceso.

En 1984, su nombre, junto con el de Ernesto Fonseca y Miguel Ángel Félix aparecieron entre los propietarios del rancho El Búfalo, en Chihuahua. Dicho terreno era de riego por aspersión, medía mil hectáreas, estaba cubierto y contaba hasta con 10 mil trabajadores de Guerrero, en condiciones cercanas a la esclavitud.

En noviembre de 1984, 450 efectivos del ejército mexicano llegaron a El Búfalo y decomisaron 8 mil toneladas de mariguana, el más grande decomiso para ese entonces. Poco después, Rafael Aguilar sería acusado de recibir 20 millones de pesos mensuales como protección al rancho de Caro Quintero, según afirmó otro narco chihuahuense, Gilberto Ontiveros.

En mayo de 1984, Manuel Buendía fue asesinado en la Ciudad de México. En su columna Red Privada, el periodista develó la colaboración entre funcionarios gubernamentales y capos de la droga. José Antonio Zorrilla, titular de la Dirección Federal de Seguridad, fue señalado como autor intelectual del crimen, ya que varias identificaciones de su dependencia, con su rúbrica, aparecieron en manos de narcotraficantes.

El Cártel de Guadalajara, formado por Caro Quintero, Fonseca y Félix, vio como una traición el decomiso en El Búfalo. Entonces averiguaron que el responsable había sido un agente infiltrado de la DEA (Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, por sus siglas en inglés).

Enrique Kiki Camarena, un ciudadano mexicano naturalizado estadounidense fue secuestrado y asesinado junto con el piloto Alfredo Avelar. Kiki se había ganado la confianza de los jefes del narco y se hizo pasar por uno de ellos. El 6 de febrero de 1985, un mes después del secuestro, sus cuerpos aparecieron en Michoacán, en el rancho El Mareño, después de un presunto enfrentamiento entre policías federales y presuntos delincuentes.

La reacción del gobierno de Estados Unidos no se hizo esperar, por lo cual la búsqueda de Caro Quintero inició. Y lo encontraron en Costa Rica, el 4 de abril de 1985, junto con Sara Cosío Vidaurri, a quien en un principio se le creyó secuestrada por el capo, pero que después declaró que estaba “enamorada” de Caro Quintero.

500 millones de pesos dejó el capo en Badiraguato en acciones “sociales”. A los 32 años, edad que tenía al ser detenido, las autoridades afirmaron que 100 mil millones de pesos, 38 casas en Jalisco, Zacatecas, Sinaloa y Sonora estaban a su nombre.

Fue apresado y posteriormente liberado el 9 de agosto de 2013, por que el caso de Kiki fue juzgado por el orden local y cuando debió estar en manos de un juez federal.

En abril de este año, el Departamento de Estado de Estados Unidos ofreció hasta 20 millones de dólares por información que lleve a su captura, a pesar de que en 2016, el capo aseguró que actualmente no tiene nada que ver con el narcotráfico.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button
Close