México

Gremio Periodístico condena agresión a reporteros en Guerrero y exige justicia

El Gremio Periodístico Organizado de México que incluye a la Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap), la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos (Faperme), el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo (Conalipe) y el Club Primera Plana, expresó su condena por los colegas agredidos en Guerrero y exige justicia.

A través de un comunicado, los organismos periodísticos señalan que en un país como México, donde los asesinatos, desapariciones forzadas y demás agresiones a periodistas no son investigados y quedan en la más malsana impunidad, puede ocurrir todo, y obvio propiciar más y más agresiones como la ocurrida en contra de siete colegas en la zona norte del sureño estado de Guerrero.

Señalan que dos de los compañeros agredidos son del diario “La Jornada”, quien dio a conocer que siete periodistas de medios locales, nacionales e internacionales fueron interceptados la tarde de este sábado en un retén instalado en la carretera Iguala-Ciudad Altamirano, a la altura del municipio de Acapetlahuaya, en la zona norte de Guerrero, por unos 100 civiles armados y encapuchados y visiblemente drogados que los despojaron de sus equipos de trabajo y pertenencias.

Sergio Ocampo y Jair Cabrera, corresponsal de La Jornada en Guerrero y reportero gráfico de esa casa editorial, respectivamente; Hans Máximo Musielik, de Vice News; Pablo Pérez García, de Hispano Post; Jorge Martínez, de la agencia Quadratín; Angel Galeana, de Imagen TV, y Alejandro Ortiz, del diario Bajo Palabra, fueron retenidos por espacio de 15 minutos.

Los pistoleros, presuntamente pertenecientes a la organización delictiva La Familia Michoacana, despojaron a los reporteros de sus pertenencias, equipos de cómputo, cámaras fotográficas y de video, teléfonos celulares, dinero en efectivo, así como una camioneta Patriot (propiedad de Sergio Ocampo), todo valuado en cerca de un millón de pesos.

A Hans Máximo, uno de los civiles armados lo amagó con una pistola en la cabeza y le advirtió: “si vemos que se detienen en el retén y dicen lo que les pasó, los vamos a quemar vivos. Ahí tenemos halcones vigilando”. Después de sinfín de dificultades los comunicadores lograron llegar a Chilpancingo, capital del estado.

La Procuraduría General de la República (PGR), informó que a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, FEADLE, atrajo el caso e inició las investigaciones.

Ante estos hechos, el Gremio Periodístico Organizado de México se solidariza con la condena general a la agresión contra la libertad de prensa y, exige justicia pronta y expedita.

acm

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button