México

Apodan a alcalde como el “Trump oaxaqueño” por su rechazo a migrantes

Chahuites, Oax.- El presidente municipal de Chahuites, comunidad del Istmo de Tehuantepec de Oaxaca, Leobardo Ramos Lázaro, ya es conocido por activistas defensores de los derechos de los migrantes como el “Trump oaxaqueño”.

Ello, luego que el alcalde diera a conocer que cerraría un albergue establecido en esta población, ubicada en la frontera con Chiapas, donde llegan a descansar cientos de extranjeros, luego de un largo viaje desde Centroamérica.

El edil consideró a los migrantes como “revoltosos” y con comportamientos que han rebasado los límites.

“Quien quiere tener discípulos que se drogue, que entren a sus hogares sin pedir permisos, que se desaten enfrentamientos entre ellos y ponga en riesgo la vida de los demás?” (SIC), escribió en su cuenta de facebook Leo Ramos, donde también el propio alcalde admite el apodo por el que ahora es conocido.

Al respecto, el sacerdote Alejandro Solalinde, fundador del albergue de migrantes “Hermanos en el Camino” de Ixtepec, posteó en su cuenta de twitter, “Surge el Donald Trump oaxaqueño por pretender cerrar el Albergue de migrantes en Chahuites, Oaxaca, Leobardo Ramos Lázaro, presidente municipal”.

El Centro de Ayuda Humanitaria, como se le conoce al albergue de migrantes en Chahuites, es una extensión del albergue “Hermanos en el Camino” de Ixtepec y a este lugar arriban todos los días decenas de migrantes centroamericanos que encuentran en el refugio, un lugar para descansar, comer y retomar fuerzas antes de continuar con su largo viaje hacia el norte del país con miras de llegar a los Estados Unidos.

Alberto Donis Rodríguez, cofundador del albergue de Chahuites, dijo que el alcalde lo mandó a llamar para una reunión donde le informó que el albergue deberá cerrar ante la ola de violencia que se vive en la localidad.

Donis Rodríguez reconoció que si bien, no todos los migrantes son bien portados, en el albergue hay reglas estrictas para evitar que incomoden a los vecinos.

El alcalde Leobardo Ramos dijo que el cierre de la casa del migrante es a petición de las familias que habitan alrededor del refugio.

En entrevista, el presidente municipal admitió que en Chahuites a causa de las personas de origen centroamericano se ha generado una ola de violencia que trastoca la paz social de los habitantes.

“Vemos a muchos migrantes sin camisa, drogándose y peleando entre ellos, ya no es el Chahuites de antes, los niños ya no pueden jugar en la calle porque hay mucha inseguridad”. Reconoció que hizo el llamado a los activistas de “reubicar” el albergue de migrantes a las afueras de la localidad, para evitar lo menos posible el contacto con los vecinos.

“Un lugar donde si quieren, se pueden pelear entre ellos, pero que no afecten al pueblo”.

Leobardo Ramos Lázaro dijo que espera la respuesta del sacerdote Alejandro Solalinde y de Alberto Donis en el lapso de un mes para que le informen sobre la reubicación del albergue, “si no lo reubican, tendré que atender al llamado de los vecinos de cerrarlo”.

Chahuites es un municipio ubicado en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec donde cruza el tren carguero conocido como “La Bestia”.

Es un paso obligado de cientos de centroamericanos y el primer pueblo oaxaqueño con el que encuentran en su largo recorrido hacia el norte del país.

Quadratín

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button