score
AudioMéxico

Hay dos bandos en equipo de Trump: diplomáticos y extremistas: Fernández de Castro. Con Paola Rojas

El internacionalista Rafael Fernández de Castro sostuvo que la visita de John Kelly, secretario de Seguridad Interna de los Estados Unidos, y Rex Tillerson secretario de Estado, deja un buen mensaje sobre la relación bilateral México-Estados Unidos.

No obstante, dijo, llama la atención que, mientras Kelly rechazó que fuerzas militares participarán en las deportaciones entre ambos países, el presidente Donald Trump lo reiteró y sostuvo que echará “a todos los malos” de Estados Unidos.

En entrevista con Paola Rojas expresó “claramente hay dos bandos en el equipo de Trump, en el bando de los secretarios que están en el Gabinete, que tuvieron que ser ratificados por el Senado, y son los que van a estar más cerca de su burocracia, de lo que se llama el Estado profundo de Estados Unidos, porque en el Departo Estado hay diplomáticos de carrera que no les está gustando lo que está diciendo Trump y que quieren seguir con lo que han aprendido en toda su vida, el ser diplomáticos y cuidar las relaciones con el mundo”.

Por otro lado, dijo, se encuentran los asesores de Trump, Steve Bannon y Reince Priebus quienes tienen una clara ideología de que “América primero, y vamos a cortar los puentes, e incrementar las bardas, con ideas ultraconservadoras (…). Claramente Trump se sigue situando con los loquitos, con los extremistas”.

Apuntó que es importante que México cree una narrativa que demuestre que “nosotros no somos el enemigo, somos el aliado, el indispensable vecino, que, gracias a nuestros equilibrios y balances y que es un país en paz, Estados Unidos no tiene problemas en sus fronteras”.

Fernández de Castro sostuvo que, ante la postura de John Kelly, le cuesta trabajo pensar que mentiría al rechazar la participación de militares en materia migratoria, no obstante “Trump es un mentiroso profesional, estamos viendo cosas inusitadas, el que despacha en la Casa Blanca es un bufón que a veces cumplirá y a veces no”.

Lamentó que debido a estas posturas, la población de Estados Unidos esté partida a la mitad, “la coalición de los blancos enojados, viejos rurales con poca educación, que están enojados con las élites, y el otro país que es un mosaico plural, que son las mujeres, la gente educada, gente urbana, minorías raciales y minorías sexuales y género, y que no se hablan entre ellos”.

Asimismo, apuntó, es necesario que ambos países colaboren para controlar la migración, “Kelly lo ha dicho con todas sus palabras, no es suficiente el muro para detener a los centroamericanos, hay violencia, El Salvador es la pequeña Siria de las Américas, ahí México y Estados Unidos tienen que atender conjuntamente el tema y mejorar Centroamérica”.

En ese sentido, dijo, México necesita combatir también la violencia en estados como Guerrero, por lo que es preciso hablar sobre el tema de cooperación de seguridad interna, buscar detener el flujo de armas y el poderío de los cárteles de la droga.

Fernández de Castro defendió que, más allá de los protocolos, sí era ineludible que ambos secretarios se reunieran con el presidente Enrique Peña Nieto, “los mexicanos hemos edificado un edificio de cooperación con Estados Unidos en los últimos 30 años y Trump lo puede echar por la borda”.

tls



Artículos Relacionados

Back to top button