México

Palabras del Presidente Enrique Peña Nieto, durante el evento Estancias Infantiles y Guarderías con Preescolar.

Muy buenas tardes a todas y a todos, quienes nos acompañan en este evento.

Quiero saludar a las autoridades que están presentes, particularmente al señor Gobernador del Estado de México. Agradecerle, como siempre, su gran hospitalidad; la deferencia que siempre nos ha dispensado.

Y, como él lo ha señalado, este esfuerzo conjunto que hacemos el gobierno del estado, el Gobierno Federal, para servir a México y, en particular, a los mexiquenses.

Quiero saludar a todas las autoridades del orden Federal, del orden estatal, de los órdenes municipales, que hoy están aquí presentes.

Saludar a muy distinguidas personalidades del ámbito privado.

Está aquí, el Presidente Nacional de Cruz Roja, a quien le agradezco, a Fernando, que nos haga favor de acompañar.

Y el Secretario Ejecutivo de CONEVAL, a Gonzalo, a quien me da mucho gusto saludar, porque es la instancia, particularmente, que como aquí se ha señalado, se ocupa de evaluar justamente los niveles de desarrollo social y, sobre todo, de pobreza, o combate a la pobreza, que hay en nuestro país.

Saludo a todos los asistentes.

Pero, de manera muy particular, quiero saludar a quienes están trabajando, quienes dedican su esfuerzo en las estancias infantiles, que están aquí presentes.

Muchas gracias por ser parte de este gran esfuerzo que se despliega en toda la geografía nacional, para apoyar justamente a la niñez de nuestro país.

Quiero saludar a los padres de familia que nos acompañan.

Y, de manera muy especial, a todas las niñas y niños que están aquí presentes; a quienes tienen muy poquitos años, unos, pocos más. Pero gracias a niñas y niños, y adolescentes, que están hoy, aquí, con nosotros, en este evento.

Déjenme darle contexto a lo que hoy estamos queriendo significar.

Son dos los principales motivos, o dos los motivos centrales que hoy nos tienen aquí reunidos:

Porque aquí hemos escuchado mucho de lo que se viene haciendo, precisamente para asegurar que la niñez tenga un mejor futuro.

Hoy nos convocan dos motivos, dos objetivos centrales:

El primero de ellos es, desde aquí, desde San Mateo Atenco, Estado de México, extender una felicitación muy amplia a toda la niñez de nuestro país, a las niñas y niños de México, adelantándonos a su celebración del día de mañana, 30 de abril, Día del Niño.

Desde aquí, queremos felicitarles, desearles lo mejor. Es su día, que lo celebren, que lo festejen, que lo vivan intensamente, y desearles que tengan, toda la niñez de México, un futuro muy promisorio, de oportunidades y de desarrollo.

Felicidades, desde aquí, a todas las niñas y niños de nuestro país.

Y cómo queremos celebrar a nuestras niñas y niños.

Ese es el segundo objetivo. Y particularmente uno muy centrado en un tema clave y fundamental. Creo que el video que vimos de manera muy clara y precisa lo ha podido proyectar.

Les decía, ya me quitaron mi discurso, y qué bueno, porque no haré sino volver a subrayar lo que el video ha proyectado.

Hoy nos convoca el darle atención prioritaria a un tema muy relevante: asegurar que se cumpla un mandato constitucional, que es el que las niñas y niños de México atiendan la educación preescolar.

Ésta que es ya obligatoria, de acuerdo a nuestra Constitución. No sólo es obligatorio estar en la escuela a partir de la primaria, sino desde antes; de entre los tres y cinco años de edad, atender la educación preescolar.

Cuántos son los niños que debían atenderla.

Son casi siete millones de niños, son 6.7 millones de niños que están en la oportunidad y que debieran atender la educación preescolar.

Cuántos asisten.

Cinco millones, es decir, dos de tres niñas y niños, entre tres y cinco años de edad, atienden la educación preescolar.

Pero también significa que 1.7 millones de niñas y niños, no atienden, no asisten y no reciben educación preescolar.

Lo que hoy estamos queriendo significar a, través del acuerdo que está firmando la Secretaría de Desarrollo Social y la Secretaría de Educación Pública, es un esfuerzo compartido y conjunto, de lo que es un Gobierno que trabaja en equipo, para asegurar que ese 1.7 millones de niñas y niños reciban educación preescolar.

Y por dónde estamos iniciando esta tarea.

Por asegurar que las niñas y niños que están en las Estancias Infantiles, en Guarderías, en Centros de Atención Especial, que tiene Desarrollo Social, que tiene el IMSS, aquí está el señor Director del Seguro Social; que tiene el ISSSTE, que está aquí su Director; que tienen nuestras Fuerzas Armadas, que tienen los DIF de todo el país, en donde reciben a niñas y niños entre tres y cinco años, puedan recibir ahí, a partir de este modelo educativo, que va a trabajar la Secretaría de Educación Pública para certificar estas capacidades, puedan recibir ahí educación preescolar.

Porque muchas niñas y niños no van a la educación, o no van a un centro donde puedan recibir educación preescolar, por dos razones fundamentales: porque sus padres o sus madres deciden dejarlos en un lugar, como es la Estancia Infantil, para que estén bien cuidados, para que ahí reciban atención y reciban además alimentos; pero eventualmente no reciben educación preescolar, o simplemente porque no conocen o no saben que deban de recibir la educación preescolar.

Por eso es, que además de este esfuerzo que hoy hacemos para llegar, repito, a las Estancias Infantiles, a las Guarderías, a los Centros Especiales que tienen todas las instituciones, que ya he mencionado y donde están niñas y niños de entre tres y cinco años, puedan recibir esta educación.

También estamos trabajando en otro frente. Y esta tarea la tiene particularmente encomendada la Secretaría de Desarrollo Social, que es el que todos los beneficiarios de los varios programas que tiene la Secretaría de Desarrollo Social, se promueva entre ellos, que los niños, los hijos de los beneficiarios en esta edad, atiendan la educación preescolar.

Eso nos va a permitir lograr el objetivo, que 1.7 millones de niñas y niños, que están en edad de recibir educación preescolar, realmente la tengan, la reciban y puedan tener esta educación en donde están y a donde asisten, o dónde están bien cuidados y resguardados.

Ese es el objetivo, esa es la meta, que no es menor. Es cumplir el que un tercio de los niños en esta edad reciban la educación, y podamos cumplir con ese mandato constitucional: que haya educación preescolar para toda la niñez de nuestro país, y que la estén

Porque aquí bien se apuntaba: Por qué es tan importante el asegurar que haya educación preescolar.

Por qué se mandato, desde el 2002, que hubiese en nuestra Constitución esta obligatoriedad.

Porque se quedó, quedó acreditado que cuando un niño o una niña reciben educación desde edad temprana, sin duda, desarrollan de mejor manera sus habilidades para recibir después educación en otros niveles educativos.

Es ahí donde se despiertan las habilidades, las capacidades. Donde es fundamental esa formación que reciben en esa edad temprana para el futuro que puedan tener en la educación que reciben.

Por eso, nos ocupa trabajar en esta tarea, en este gran objetivo. Y para que ustedes, padres de familia, para que ustedes, sobre todo, madres y padres, puedan tener el orgullo de poder decir: sí, mis hijos reciben educación preescolar.

Para eso estamos trabajando y tienen en este Gobierno a su aliado principal, en todos los órdenes de Gobierno, para esta tarea que nos estamos proponiendo llevar a cabo.

Déjenme decirles que ésta es una tarea compartida. Ésta no es una tarea de un solo orden de Gobierno. Para lograr este objetivo es fundamental, como ocurre ya aquí, en el Estado de México, la suma de esfuerzos.

El que haya una adecuada coordinación, no sólo entre instituciones o entidades públicas del Gobierno Federal, sino lo que estas entidades, estas dos dependencias gubernamentales tendrán que hacer con los gobiernos locales, para cumplir con esta meta, para poder llegar a la niñez de nuestro país.

Porque hoy que estamos celebrando, queremos celebrar de manera anticipada, un día antes, el Día del Niño, que creo que la mejor manera que tendrán de celebrarlo en el país será no teniendo eventos, sino será estando en algún lugar, divirtiéndose con su familia, disfrutando sus juguetes.

Por cierto, los juguetes que aquí hemos entregado los van a recibir todas y todos los niños que están presentes, no sólo quienes están aquí. Al término de este evento los van a recibir todos, un pequeño presente.

Pero quizá la mejor manera de poderlo celebrar es no estando donde haya muchos discursos, muchos datos y mucha información, porque les va a cansar. Por eso nos estamos adelantando el día de hoy, en esta celebración.

Pero hay una razón central, y yo creo que todos la compartimos, todos los adultos que estamos aquí la compartimos.

Este país tiene su mayor tesoro en las niñas y niños de México. Ahí está el tesoro más grande, en lo que podamos hacer por ellos, porque en ellos habrá de descansar, el día de mañana, justamente, el camino, el derrotero que tome nuestro país.

Por eso, la importancia de ocuparnos, desde ahora, de manera prioritaria, en darle atención a la niñez de nuestro país, por el valor que tiene.

Porque es el valor más importante, el activo más importante que tiene una nación, descansa, precisamente, en su niñez.

Y a quienes estamos en una edad mayor, en una edad adulta, y quienes tenemos además responsabilidad pública, nos ocupa y nos obliga a velar porque la niñez de México, efectivamente, tenga mejores condiciones en su preparación, en su formación, en la calidad de educación que están recibiendo, porque eso es lo que les va a abrir puertas para lograr sus metas el día de mañana.

El que tengan, precisamente, esas herramientas será lo que les permita, el día de mañana, cuando sean adultos, el poder alcanzar cualesquiera que sean las metas que se tracen.

Este Gobierno viene trabajando en este cimiento, en esta base fundamental, en lo que es la educación.

Y bien decía el Secretario o el titular de esta Secretaría, el Secretario de Educación, es el tema central de todas las reformas que hemos hecho, la más importante y lo he dicho, la más relevante es la Reforma Educativa, porque está centrada en darle a la niñez de nuestro país las mejores herramientas para enfrentar de mejor manera los retos del mañana.

Ésta es la mejor forma de poder celebrar al Día del Niño, ocupándonos de ellos, velando por ellos y dándoles las mejores garantías y condiciones para que el día de mañana alcancen sus metas y sus sueños.

Gracias a todas y a todos por ser parte de este esfuerzo: a quienes están en las Estancias Infantiles, en las guarderías, en los centros de atención especial, en los DIF; a todas estas instituciones que se ocupan de la niñez: gracias por ahora acompañarnos en este esfuerzo, para asegurarles educación preescolar a todos los niños que ustedes atienden.

Gracias a todos, y nuevamente felicidades niñas y niños de México por ser el tesoro más grande que tiene México.

Muchas gracias.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button
Close