score
México

No hemos logrado erradicar tortura en distintos ámbitos de cadena de seguridad: Campa

Aunque el gobierno federal reconoce avances en materia de combate a la tortura, no ha logrado erradicarla en los distintos ámbitos de la cadena de seguridad pública, admitió el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa, quien aseguró que terminar con este problema es una necesidad imperiosa en cualquiera de sus expresiones.

“Si bien la tortura se ha reconocido como una práctica intolerable en cualquier lugar y cualquier circunstancia, en el caso de México existe la convicción del gobierno de la República en el sentido de que ha llegado el momento de terminar con esta práctica, de erradicarla por completo”, aseguró.

Ante elementos de la Policía Federal, en el lanzamiento del Programa Nacional de Capacitación Policial en Derechos Humanos de la Comisión Nacional de Seguridad, reconoció que el gobierno no ha podido erradicarla y esta aceptación no parte solamente de las recomendaciones de organismos internacionales, sino de diagnósticos de instituciones nacionales como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) o la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

“No hay tortura, si no hay quien la cometa, por eso es importante que exista la convicción clara, sin lugar a dudas de que la tortura no conviene a nadie, la tortura provoca graves consecuencias en todos sentidos, es en sí mismo un factor detonador de violencia, no es un factor de seguridad. Una investigación fundada en la tortura carece de valor jurídico, no garantiza llegar a la verdad. La tortura daña a quien la sufre pero también daña a la sociedad donde se comete”, dijo esto a unos días de que se diera a conocer un video en el que dos elementos del Ejército y una de la Policía Federal tortura a una mujer.

El funcionario aseguró que la tortura resquebraja el tejido social y corrompe la confianza entre autoridades y ciudadanos, perjudica a las víctimas de los delitos. Por ello, agregó, todos los países que han logrado fortalecer las bases de su estado de derecho han adoptado como premisa apartarse realmente de esta práctica.

“Debo decir que la tortura no se justifica en ningún caso, para nadie, ni si quiera frente a los peores criminales en todos los supuestos es un grave mal para la sociedad, precisamente por su gravedad es una de las violaciones que no admite excepciones, ni siquiera en tratándose de situaciones en las que se suspende el ejercicio de determinados derechos”, insistió.

Campa Cifrían dijo que la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto y del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, es priorizar este tema en la política de derechos humanos y recordó que el titular del Ejecutivo federal envió al Congreso una iniciativa de ley general de tortura.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button