score
AudioMéxico

Alerta EU y Canadá por violencia Acapulco no va a acabar con turismo: Astudillo. Con Óscar M Beteta

El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo aseguró que no coincide con la actualización de la alerta de viaje a México emitida por los gobiernos de Canadá y Estados Unidos que incluye una prohibición expresa para viajar al puerto de Acapulco, aunque aclaró que no entrará en un debate con el Departamento de Estado de ese país.

No obstante dijo entender la situación de la entidad y que haría muy mal en tapar el sol con un dedo, pero aseguró que en ninguno de los casos, uno de los puntos de Guerrero que tiene turismo como Acapulco, Taxco, Zihuatanejo, que siguen teniendo una fuerte presencia turística, ha tenido algún problema con algún norteamericano o no existe reporte de que en algún lugar de la Costa Grande o de la Costa Chica haya tenido algún problema con su seguridad personal.

“Nos parece que la alerta va en el sentido de lo que han conocido en algunos medios de algunas cuestiones que ha habido en el estado y que efectivamente se han presentado y que tienen relación con algunos homicidios, pero no están relacionados con absolutamente nada que tenga que ver con alguna persona de Estados Unidos o algún canadiense, entonces nosotros creemos que esta alerta hay que ubicarla en su debido contexto”, dijo en entrevista con Óscar Mario Beteta.

En ese sentido, el gobernador de la entidad precisó que el turismo norteamericano tanto de Estados Unidos como de Canadá en Acapulco es muy poco, solamente en el invierno hubo 15 mil personas de esos dos países, mientras que en Zihuatanejo, hubo casi 200 mil personas de Estados Unidos y Canadá, hay una gran diferencia.

Por ello, dijo, “no es un asunto que nos vaya a acabar con Acapulco, también es un asunto que por supuesto no es bueno, no es grato y no ayuda, también hay que ubicar las cosas en su debida dimensión, pero al final de cuentas la alerta ya está dada, tenemos que seguir trabajando, tratar de hacer muchas cosas en que se desenvuelve el turismo especialmente en esta parte y también en seguir enfrentando todos los días el problema de violencia que sí hay, sí está pero estamos todos los días tratando de enfrentarla”.

Y señaló que la alerta no la comparte, no le gusta pero no le corresponde entrar a una confrontación con el Departamento de Estado del país del norte y aseguró que el turismo nacional es muy leal con Acapulco y que los índices de ocupación han llegado casi al cien por ciento.

Comentó que para combatir la inseguridad debe haber una gran labor de coordinación con los distintos niveles de gobierno en distintas vertientes y refirió que tan solo en Acapulco se han instalado 500 cámaras y falta por instalar un número similar, mientras que en Zihuatajeno hay solamente 30 y Chilpancingo no más de 60.

“Tenemos que ampliar esto hasta en un 200 o 300 por ciento más, pero también la inteligencia, porque tenemos que recuperar la reacción, y no llegar cuando pasó todo, sino antes de que pueda iniciar o se tengan señales de alguna cosa”, puntualizó.

Aseguró que su gobierno está conteniendo el grave problema de la violencia, pero admitió que no se puede seguir conteniendo “como si estuviéramos en el viejo Oeste, sino entrar en un nuevo macanismo y no solo llegar después y conocer los hechos posteriormente porque esto ha permitido que los índices de homicidios dolosos hayan aumentado fundamentalmente.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button