score
AudioMéxico

Esperamos fuerte posicionamiento de EPN sobre politicas de drogas: MUCD. Con Manuel Feregrino

Lisa Sánchez, directora de Política de Drogas en México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), celebró que el Presidente Enrique Peña Nieto haya decidido asistir a la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas, donde, dijo, se espera que el posicionamiento del Ejecutivo refleje el momento que se vive en México, no sólo en materia de violencia, sino también en el debate sobre la necesidad de reformar las políticas de drogas, específicamente en el caso de la mariguana.

En entrevista para el espacio de Fórmula de Fin de Semana con Manuel Feregrino, detalló que ojalá que el Presidente, en esta reunión, “ponga una posición fuerte y defienda el hecho de que en países como el nuestro no podemos seguir pagando consecuencias tan altas para evitar los consumos en otros lados, y que defienda precisamente los espacios que abrió nuestra diplomacia durante los últimos 10 años”.

Explicó que “el régimen internacional de control de drogas que se maneja a nivel de las Naciones Unidas, lleva varios años de existencia, desde 1961 y cada 10 años se hacen actualizaciones de la estrategia mundial de drogas, la última vez que se hizo esta actualización fue en 2009 y sólo hemos tenido dos reuniones especiales de la Asamblea General sobre el tema de drogas (1990 y 1998) y es importante porque hace 18 años que, a nivel global, no se reunían los estados miembros a discutir este tema”.

Explicó que las sesiones especiales de la Asamblea General de las Naciones Unidas sólo pueden ser convocadas por el Consejo de Seguridad o los estados y, en este caso, fue solicitada por tres estados: Colombia, México y Guatemala.

Subrayó que en el proceso preparatorio de esta Asamblea, “hubo una alianza, un diálogo entre varios países, respecto al agotamiento del paradigma prohibicionista; es decir, cómo nuestras políticas de drogas, hoy en día, están muy enfocadas en la represión, como con ello no hemos logrado eliminar el mercado y, por el contrario, hemos creado importantes consecuencias sociales que específicamente en América Latina se traducen en violencia”.

Destacó que con ese diálogo ya iniciado los países miembros llegan a esta reunión, “donde tristemente no se va a adaptar un cambio de paradigma a nivel global pero lo que es importante es que este esfuerzo de diplomacia que se hizo para poder resistir a las tentaciones más represivas es una buen noticia, en el sentido de que empezamos a hablar de temas de derechos humanos, de desarrollo, de atender los factores que orillan a las personas a participar de la economía ilícita de las drogas y no sólo de su presión de oferta o de su presión de demanda”.

En relación a la labor de México Unido Contra la Delincuencia, así como de otras organizaciones de la sociedad civil, “como en casi todos los temas, jugamos un papel importante de llevar voces que normalmente no se escuchan, porque los estados miembros no los llevan como posiciones oficiales, en este caso (…) llevamos posicionamientos sobre cultivadores, mujeres, funcionalidad de las sentencias, reformas de los sistemas de justicia penal y abolición de la pena de muerte por delitos de drogas, etcétera”.

Afirmó que a pesar de que se les da un lugar las mesas redondas, junto a representantes de los estados, donde pueden hacer uso de la palabra en sala, las ONG no tienen acceso a las negociones y los documentos se hacen a puerta cerrada. Sin embargo, “estamos ahí para hacerles ver, tanto a Naciones Unidos como a los estados miembros, que los estamos monitoreando de cerca, y que si creemos que hay espacio para la reforma, ahí vamos a estar”.

acm



Artículos Relacionados

Back to top button