Debemos resolver mercado negro mariguana que es sinónimo de muerte: Gil Zuarth. Con Denise Maerker

“Nosotros vamos por un cambio regulatorio profundo en el uso de la mariguana, un cambio que resuelva la mayor de las distorsiones que hoy existen en torno a las drogas, y específicamente al de la mariguana que es el hecho de la existencia de un profundo y muy intenso mercado negro”, señaló el senador Roberto Gil Zuarth.

En entrevista telefónica para el programa “Atando Cabos”, el presidente de la mesa directiva del Senado de la República, enfatizó que este mercado negro es sinónimo de delincuencia, de muerte, baja calidad en las drogas, “sobre todo las de bajo impacto en la salud como es el caso de la mariguana y también implica riesgo, oportunidades para actos de corrupción y para la criminalización de los consumidores”.

En ese sentido, el senador del PAN indicó que eso es lo que se tiene que resolver, “pero todavía no se tiene un consenso sobre el modelo regulatorio específico para el uso lúdico recreativo, no nos hemos puesto de acuerdo sobre cuál modelo”.

Detalló que no saben si aplicar el modelo de apertura comercial total como es el caso del estado de Colorado en Estados Unidos o un modelo de venta controlada como es el caso de Uruguay “o qué mecanismo regulatorio vamos a usar para permitir el uso recreativo, lúdico o el consumo personal de la mariguana”.

Recalcó que no hay un modelo específico que ya haya generado acuerdos entre las fuerzas políticas “y como no lo hemos logrado, no hay un modelo que genere consenso, todavía estamos relativamente lejos de una posición en torno al consumo personal”.

Reconoció que en donde hay consenso es en que se tienen que cambiar las cosas y que no se pueden quedar así las cosas “ya debemos de poner el fin de la guerra contra las drogas y eso nos obliga a legislar ya.

“El problema de fondo con el uso lúdico recreativo es que todavía no tenemos un modelo en el consenso, pero esto no significa que no podamos tomar decisiones y son entres aspectos específicos en donde sí podemos tomar decisiones:

“Entre ellos está el uso medicinal o terapéutico de mariguana, para permitir la generación de medicamentos cuyas sustancias activas sean derivadas de cannabinoides y permitirá que no sólo se generen aplicaciones terapéuticas o médicas para quitar el dolor, sino que podamos aprovechar la posibilidad que tienen ciertas drogas en otros padecimientos y darle mejor calidad de vida a enfermos terminales”.

Abundó que en el Congreso ya hay consenso de que se tiene que abrir el mercado para la experimentación médica y terapéutica de los derivados cannabinoides “por lo menos esto permite abrir la discusión, y también hay dos consensos adicionales que significarían pasos claros y contundentes para cambiar el modelo regulatorio de nuestro país”.

En ese contexto explicó que uno de estos consensos es el aumento de los umbrales, “de los cinco gramos actuales de mariguana, hacia un umbral mucho más racional que responda a las verdaderas dinámicas del comercio, y hay consenso en que podríamos situarnos en 26 gramos, que significarían de cuatro a cinco dosis, dependiendo de la modalidad”.

Destacó que si se resuelve el aumento del gramaje, el aumento del umbral “se tiene que resolver inevitablemente el problema de la oferta porque de nada sirve que te permita le ley traer 26 gramos en la bolsa si tienes que ir al mercado negro a conseguir esos 26 gramos”, indicó.

jhe

Salir de la versión móvil