score
México

Video. Conmigo se ensañaron, viví encerrada por denunciar injusticias del gobierno: Nestora Salgado

“Me parece injusto todo lo que han hecho conmigo, pero hoy todo esto dignifica nuestra lucha (…) Conmigo se ensañaron, por denunciar a un presidente, a un síndico y a un gobernador, me mantuvieron presa por haber denunciado las injusticias de mi pueblo al que nadie mira”, declaró la comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado.

Aseguró que es inocente de los delitos que se le atribuyeron, que estuvo presa y perdió años de su vida injustamente y que digan los que digan su nombre está limpio por lo que no se irá del país, aunque tenga la nacionalidad estadounidense. Pero aclaró que viajará a Estados Unidos a atenderse del dolor en un brazo.

Dijo que aunque sí tiene miedo, continuará en la lucha desde su comunidad y que iniciará una campaña nacional por la libertad de 500 presos políticos en México y que prefiere morir de pie y al lado de su comunidad que no la dejó sola.

Acompañada por su familia, elementos de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, del Comité de Presos Políticos, Red de Defensoras de Derechos Humanos, su abogado Sandino Rivero y Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Nestora Salgado ofreció su primera conferencia de prensa luego de haber sido liberada esta mañana.

Tras explicar que la policía comunitaria está conformada por padres y madres de familia que se levantaron hartos del dolor, la miseria, de enterrar a sus seres queridos sin cabeza, sin pies y en búsqueda de la justicia, se pronunció por la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos a quienes llama “mis niños” pues convivió con ellos algunas veces en la escuela normal.

Hizo un llamado al presidente Enrique Peña Nieto para que respete a los pueblos y la policía comunitaria que ha demostrado que proviene del pueblo y no defiende delincuentes.

“Le pido apoyo para los pueblos indígenas y respete sus derechos y que no siga permitiendo la violación de la constitución”, indicó tras revelar que en vivió cosas horribles cuando estuvo presa y durante dos años incomunicada.

Advirtió que “Nestora no se vende y no negocia con nadie, lucha por su gente, no le vengan a ofrecer un puesto político, porque su lucha está al lado del pueblo”.

La activista aseguró que no representa a ningún partido político y que si bien recibió el apoyo de algún integrante partidista, ella representa a su pueblo digno, pero hubo gente que desde diversas trincheras le ofreció su apoyo desde el principio y siempre confió en ella.

Lo que sí criticó fue el uso electoral que los partidos políticos hacen con los pobres y calificó como “vergonzoso ver a los políticos saludar a la gente campesina, a la gente humilde y luego olvidarlos, ver que nos los quieren ni saludar porque están sudorosos por trabajar en el campo”.

Insistió en su inocencia y respondió a las acusaciones de la presidenta de la organización Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace: “no se tentó el corazón para acusarme. Que Dios la perdone que yo la perdoné. Yo seguiré apoyando y defendiendo a nuestro pueblo, dignificando a nuestros pueblos”.

El defensor Abel Barrera fue el primero en tomar la palabra y aseguró que la liberación de Nestora es un aliciente para continuar por la lucha en defensa de la libertad de sus compañeros presos. Y dijo que junto con ella estarán luchando los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero.

Agustina García, esposa de Arturo Campos, un comunitario preso, tomó la palabra para expresar que acompañan a Nestora, a quien consideró muy valiente por haber aguantado presiones y haber sido privada de su libertad y denunció el maltrato que viven por parte de las autoridades por ser indígenas, fabricando delitos a sus compañeros.

Dijo que la playera y la gorra de la Policía Comunitaria la portan con honor y que “son sagrados para nosotros y nadie nos lo va a quitar”.

En su oportunidad, Cleotilde Salgado, hermana de Nestora agradeció a las organizaciones de la sociedad civil, a los medios y personas que hicieron posible la libertad la comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá.

Mientras que Giovanni Torres, comandante de la Policía Comunitaria dijo que aunque siempre los han tachado de delincuentes y secuestradores, la verdad es que se comprobó con la libertad de Nestora, que no es así.

Nos dimos cuenta de que los policías estatales y municipales eran incapaces de darles seguridad, y que continuaban los robos, el cobro de piso, las extorsiones pero “cuando el pueblo decidió levantar la voz y unirse, las fuerzas armadas actuaron para reprimirnos, y todavía tenemos a nueve compañeros presos a quienes los tachan como secuestradores”.

Hizo un llamado a todas las luchas a seguir organizados y unidos para poder defenderse, porque “nos hemos dado cuenta que no sólo los policías comunitarios sino que todo aquel que se organiza para defender su agua, puede luchar. No esperen a que tengan un familiar preso o a que les desaparezcan un hijo, no esperen a que les quieran quitar sus tierras, es el momento de trabajar juntos y adelante”.

Pidió al gobierno federal que respete la Ley 701 y libere a los nueve presos de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) quienes tienen por única paga por reeducar a los delincuentes, la seguridad y el agradecimiento del pueblo.

Reiteró su apoyo a la lucha de los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa y el cese al hostigamiento de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, ubicada en el municipio de Tixtla.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button