score
México

Exámenes médicos de escolta no indicaban ningún padecimiento. Con José Cárdenas

Tras haber encontrado sin vida en un cuarto de hotel en el Estado de México a Sergio González Ibarra, escolta que golpeó a un chofer de UBER, las autoridades informaron que en el lugar había botellas de cervezas, y unos tenis que estaban acomodados debajo de la cama donde el cuerpo yacía bocabajo.

El cadáver fue encontrado por el personal de limpieza, en la habitación 275; Sergio González se había registrado con el nombre de Israel y había dejado anotada en la papeleta de ingreso al hotel una dirección falsa.

Las autoridades capitalinas que lo buscaban tenían tres direcciones, en la delegación Miguel Hidalgo y otra en Naucalpan, pero la dirección que anotó en recepción era de Atizapan, Estado de México.

Según el reporte que dan las autoridades, sustentado en versiones del personal del hotel, el escolta entró solo a hotel un día antes, a las 14:00 de la tarde y fue ayer a las 14:30 de la tarde que se encontró sin vida por personal de limpieza del hotel que fue a recogerle la charola de comida.

Se indicó que la foto que el periódico La Razón publicó fue sacada de la licencia de Sergio González, imagen que también han utilizado las autoridades para su ubicación.

Sergio González, de 37 años de edad, tenía cinco años como escolta, antes trabajó como guardia de seguridad en una empresa de pan, además de que los exámenes médicos, entre ellos, físicos, psicológicos y psicométricos del escolta que presentó en su momento Alberto Sentíes, no indicaban ningún malestar.

Con información de Carlos Jiménez

jgr



Artículos Relacionados

Back to top button