AudioMéxico

Confirma PF delincuentes torturaron, asesinaron y trituraron a jóvenes en Tierra Blanca. Con López Dóriga

Las investigaciones que realizan las autoridades para reconstruir lo ocurrido en Tierra Blanca, Veracruz, el pasado lunes 11 de enero condujeron a la detención de siete policías, una semana después de los hechos, pero en sus declaraciones “no develaron ninguno de los hechos que el octavo policía definió…”.

Eduardo Galindo, comisionado general de la Policía Federal (PF), explicó que Rubén Pérez Andrade, el octavo policía detenido, “había sido ya presentado ante el Ministerio Público y no había revelado ninguna información, pero gracias a las pesquisas de la Gendarmería y la División Científica de la Policía Federal fueron ubicando en tiempo y forma teléfonos y testimonios de personas que estuvieron ahí.”

Entrevistado en el noticiero de Joaquín López Dóriga, el funcionario federal indicó que, tras recolectar diversas evidencias, “llegamos a la localización nuevamente de este octavo policía, quien se mostró mucho más abierto a la charla que sostuvo inicialmente para luego llevarlo a rendir su testimonio ante la Fiscalía” veracruzana.

Galindo Ceballos dijo que el octavo policía detenido ubicó a los otros siete en el lugar de los hechos donde “estuvieron presenciando” lo ocurrido el lunes 11 de enero en el municipio veracruzano. Reconoció que los uniformados “proceden a la primer detención sin un móvil aparente, no hay en la declaración un móvil que pareciera inducir alguna situación concreta.”

Narró que tras detener a los cinco jóvenes en un vehículo, los trasladan a varios lugares “hasta que llegan al Rancho El Limón. Ahí son entregados a un grupo de la delincuencia” donde presuntamente los jóvenes desaparecidos hace 52 días fueron “interrogados, torturados, asesinados, incinerados y sus restos triturados.”

De acuerdo con el comisionado de la PF los ocho policías presenciaron todos los hechos “sin intervenir para evitarlo o hacer alguna cuestión inherente a su función, sino al contrario prácticamente consintiendo lo que ahí estaba sucediendo.”

El comisionado fue cuestionado si la geolocalización de los teléfonos móviles ayudó a determinar la ubicación de los involucrados. “Entre otras evidencias, sí. Está muy particular tiene que ver con los teléfonos celulares que ocuparon ese día, con técnicas podemos ubicarlos en el tiempo exacto aproximado, quién hablo con quién, desde dónde hablaron.”

Respecto a la similitud que existe de este caso de Iguala, Guerrero, donde desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ el 26 de septiembre de 2014. El comisionado señaló: “Con eso hemos sido muy cuidadosos en este caso, tener un trato muy cercano con las familias de los jóvenes, un trato muy cercano con las familias de los jóvenes, un tratamiento pericial muy integral con el resto de las personas. Queremos darle un tratamiento muy transparente.”

hbc

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button