AudioMéxico

Promoví amparo contra celda de segregación del “Chapo”: abogado. Con Óscar M Beteta

El abogado Juan Pablo Badillo, detalló que lleva la parte de los amparos contra la extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a Estados Unidos o a cualquier otro país extranjero desde el pasado 3 de octubre del 2014, aunque el primer amparo lo promovió el 17 de diciembre del 2014, y a la fecha, lleva siete.

Por tanto “trabajo en su defensa como abogado, lo veo como mi cliente y él en varias ocasiones ha expresado y, a mí me lo ha dicho, ´usted es mi amigo´ mi respuesta por supuesto, ´usted también es mi amigo y como su abogado, soy su leal defensor´”, algo que no le ha ocasionado problemas con la justicia, “porque en este caso, yo no estoy cometiendo ningún delito, mi defendido es un mexicano a quien yo estoy defendiendo”.

En entrevista para el programa “En los Tiempos de la Radio”, reveló que Andrés Granados Flores, el otro abogado de su defendido, es su amigo y lo conoció en su desempeño profesional como defensor del narcotraficante.

Asimismo, informó que a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera lo conoce desde junio de 1993, año en que lo mandó llamar “y después de una plática breve, él me indicó que era su deseo que yo tomara su defensa, de inmediato, yo lo acepté, y en ese momento, yo le llevé cuatro procesos”.

Sin embargo, comentó que hubo un lapso de 13 años, que no tuvo comunicación con Joaquín Guzmán Loera, sino que fue hasta el momento de su reaprehensión, cuando pidió que lo localizaran nuevamente, y “al acudir yo con él, me expresó su intención y su deseo de que yo le promoviera los amparos en contra de la extradición, mismos de los cuales se han concedido suspensiones y oficio, y que están ahorita vigentes”.

Al respecto, Juan Pablo Badillo, dijo que gracias a esas suspensiones, el narcotraficante está con vida, porque “los últimos tres amparos fueron promovidos en contra de que fuera abatido, asesinado, privado extrajudicialmente de la vida, desaparecido forzadamente, todos los actos que están prohibidos por el artículo 22 Constitucional”.

Recalcó que no trabaja a través de una iguala mensual con Joaquín Guzmán Loera, por el contrario, “hicimos un contrato de palabra, de hombres” y la última vez que lo vio fue en marzo del 2015.

Definió al narcotraficante como un hombre tranquilo, enérgico, respetable, serio, especial y un buen amigo, ya que cuando él da su amistad es inquebrantable y un hombre que cumple con lo que promete, además de que vive como cualquier ser humano y con algunas comodidades. “Es un hombre que habría que conocerlo para poderlo valorar”.

El abogado, aseveró tener comunicación con autoridades federales judiciales “porque en el desempeño profesional, eso es una cosa cotidiana, administrativas en este momento, yo no he tenido ninguna comunicación, no he sido llamado por la Procuraduría General de la República, pero no hay razón ninguna para que se me llame y menos inquisitivamente”.

Por otro lado, informó que este miércoles, promovió el último amparo en contra del sometimiento en una celda especial de segregación y castigo que está muy fría, y que le provoca a Joaquín Guzmán Loera daño en su salud no solamente física, psíquica sino también corporal por el intenso frío. La dimensión de la celda es de entre 2.20 y 2.40 por 2.80 metros.

“Está sometido en una forma infrahumana, en una forma absurda de segregación, de castigo, de sometimiento, entonces, él no pide ningún privilegio, pide ser asignado en una celda común en la que se tiene a los demás internos de la población penitenciaria, con un trato igualitario”.

Reiteró que las autoridades de El Altiplano no le han permitido el acceso para ver a su cliente; sin embargo, supo que estaba en esta celda por conducto de uno de sus abogados quien estuvo presente en dos diligencias de declaración preparatoria, celebradas este martes, y quien le externó que ve quebrantada la salud de “El Chapo”, y que se acrecienta día con día, que podría provocarle un desenlace fatal.

Juan Pablo Badillo precisó que “El Chapo” Guzmán Loera está pidiendo ser juzgado por jueces mexicanos, bajo las leyes mexicanas y en estricto apego a la Constitución general de la República, y leyes emanadas de la misma. “Él nada más me ha expresado ´que se me juzgue en México´” y que sea la ley la que determine el grado de sanción que se le debe imponer por lo que se le compruebe.

Agregó que no desea ser extraditado a Estados Unidos porque no quiere ser sometido a escrutinios falsos de testigos falsos, aleccionados y pagados que lo inculpen de actos que él no ha cometido.

En cuanto a la entrevista que ofreció en exclusiva a Kate del Castillo y Sean Penn, en la que les expresa que él tiene submarinos y aviones, y es la persona más importante en el mundo en relación a la comercialización de muchas drogas, el abogado calificó como un absurdo esos dichos.

“Yo conozco al señor Guzmán y sé que jamás de los jamases haría esas expresiones tan absurdas, yo considero (que el video) está alterado, no es su voz, sino que está por ahí doblado, o sea que está editado, ya está manipulado, ni él ni ningún ser humano que tenga 30 gramos de materia gris en su cabeza, puede hacer esas expresiones tan absurdas, sí es el señor Guzmán Loera, pero su voz difiere mucho de la voz auténtica del señor y además esas expresiones son absurdas”.

Sin embargo, reconoció que la reunión de los actores Kate del Castillo y Sean Penn con Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera no es un invento, sí se dio, “pero no considero que haya cometido ningún delito la señorita Del Castillo, ella anda en su trabajo, en su desempeño.

amd

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button