AudioMéxico

Asegura alcalde de Cocula que no conocía a líder de Guerreros Unidos. Con López Dóriga

Erick Ulises Ramírez Crespo, alcalde de Cocula, Guerrero, afirmó que desconocía la identidad de Adán Zenen Casarrubias Salgado alias “el Tomate”, líder del grupo criminal Guerreros Unidos, al momento en que fueron detenidos en Morelos, el pasado 29 de octubre, cuando sostenían una reunión para hablar sobre la posibilidad de abrir tiendas departamentales en la localidad guerrerense.

En el espacio de Joaquín López Dóriga, se recordó que el 29 de octubre, Ramírez Crespo fue detenido, en Emiliano Zapata, Morelos, junto con Adán Zenen Casarrubias Salgado alias “el Tomate”, hermano de Sidronio Casarrubias, señalado como presunto responsable de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En dicha reunión, también se encontraba Eloy Flores Cantú, asesor jurídico del Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados. Todos fueron trasladados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y después fueron arraigados.

Adán Zenen Casarrubias Salgado alias “el Tomate” fue consignado, mientras que el alcalde de Cocula fue arraigado y puesto en libertad el pasado día 11 de diciembre; además, fue reinstalado en la presidencia municipal.

En entrevista para este espacio, Erick Ulises Ramírez Crespo explicó lo sucedido el día en que fue detenido junto con Adán Zenen Casarrubias. “En Cocula tenemos 14 mil 700 habitantes, es un pueblo muy pequeño; aquí no viene ningún empresario, ingeniero o arquitecto, menos un diputado local o federal a apoyarnos en recursos extraordinarios o en obras y cualquier cosa que sea de apoyo popular.

“Somos un municipio pequeño, no como Acapulco, Zihuatanejo donde van los empresarios, nosotros tenemos que ir a Chilpancingo, a Acapulco y teníamos que estar viajando constantemente a México, en el mes que estuvimos de presidente viajamos 18 días a México y a Cuernavaca reuniéndonos con empresarios, arquitectos, ingenieros y diputados federales”.

Indicó que junto a su secretario particular, les hacen una invitación para el día 28 de octubre un empresario para instalar tiendas departamentales. “El 28 no puedo estar ahí porque metí 62 obras en Hacienda, en el Congreso de la Unión estuve todo el día formado, y él cambia la reunión al 29 de octubre a las cuatro de la tarde, para lo cual nosotros acudimos.

“Preguntamos a nuestro secretario con quién era la reunión con este empresario, no nos respondió, nos dijo que no nos preocupáramos que confiara en él, y confié en él porque es gente de mi confianza, y llegamos allá aparentemente con un empresario para bajar tiendas departamentales, y de hecho eso estábamos platicando cuando fuimos detenidos, le estaba solicitando la anuencia para que nos echara la mano y nos explicara cómo poder bajar una tienda Oxxo o una Bodega Aurrera”.

Detalló que “cuando nos disponíamos a comer fuimos detenidos, y la verdad yo no sabía ni con quién estaba, el policía me dijo: ‘estás con uno de los hombres más buscados de México’, y ahí mismo el policía me dice ‘no te preocupes, ya te buscamos en la base de datos, en todos lados y no tienes ningún antecedente, estás limpio, vas a quedar libre’. Desafortunadamente, después de algunas llamadas, nos llevan a la SEIDO”.

Reiteró que desconocía la identidad del presunto empresario. “La verdad nosotros siempre nos hemos dedicado a la medicina, siempre a apoyar a la gente, pero no teníamos conocimiento de eso y cuando nos dicen es uno de los hombres más buscados de México, pues obviamente nosotros no sabíamos, y al llegar a la SEIDO nos informan el nombre y apodo de esa persona y estábamos en ceros, de todos modos no sabíamos quién era, hasta que nos empiezan a hablar de que es hermano de una de las personas implicadas en lo de los 43, entonces eso se supo a nivel mundial, y más ahí en Iguala y Cocula”.

Afirmó que “él en ningún momento se presentó, llegamos ahí, él estaba ya ahí sentado en el fondo del restaurante, llegamos ahí, y nos saludó de mano y empezamos a platicar, y yo empecé con la ambición sana de querer traer beneficios a mi municipio. En la reunión él me empezó a hablar sobre las tiendas departamentales, que tenía conocidos para poder llevar una al municipio de Cocula.

“Después me empieza a hacer algunas preguntas sobre la mina de oro en Cocula, que se va a empezar a explotar en marzo y después me pregunta sobre la seguridad en Cocula, ya ni me dio tiempo de contestarle porque fue cuando llegaron los policías y yo no sabía qué pasaba, porque nunca se identificaron, solamente iban con armas largas, encapuchados y nos detienen, ya después se identifican cuando empiezan a hablar conmigo”.

Señaló que durante la detención “nos iban a dar libertad ahí, porque no teníamos ningún delito, pero reciben una llamada y nos llevan a la SEIDO y nos llevan como testigos de que estábamos en ese lugar. Ahí nos decían que teníamos que declarar porque era una persona muy buscada en México, que teníamos que hacer nuestra declaración y al terminar íbamos a estar libres porque íbamos como testigos”.

Comentó que se encontraban en el acto de las 24 horas, pues “el 30 se vencía las 11 de la noche, para ya salir en libertad, pero ahí nos comunican que cambia nuestra situación jurídica a imputados, es decir, investigados, y nos bajan a los separos de la SEIDO, nos meten a una celda, durante 48 horas, después se duplica el tiempo, porque era en probable delincuencia organizada y ahí se duplica a 96 horas, pero al término de 72 horas, nos comunican en la madrugada, el día 2 de noviembre, que hemos sido arraigados para una investigación.

“Nos sacan a las cinco de la mañana de la SEIDO, esposado y con mucha seguridad, a la casa de arraigo que está en la colonia Doctores. Ahí nos trataron bien, por parte de los oficiales y de la PGR un buen trato. Teníamos médico las 24 horas, nutrióloga, psicólogos, pero aún con todo estábamos sufriendo bastante psicológicamente… afortunadamente ellos comprobaron nuestra inocencia y estamos de vuelta en libertad”.

Contó que el día en que fue puesto en libertad, “a las 10:30 yo estaba rezando y llegó el oficial y me dijo tienes diligencia; bajamos y ahí nos dijeron, la MP y la fiscal, ‘no encontramos ninguna prueba en su contra y por lo tanto están en libertad todos’ y nos dejaron en libertad como a la media hora, a los cuatro que nos habían arraigado, a mi secretario particular, a un servidor, al chofer y a Eloy Flores Carreto”.

Finalmente, afirmó que no ha hablado ni le ha llamado ningún dirigente nacional del PRD y mucho menos con el gobernador Héctor Astudillo Flores, “solo con los dos dirigentes de la Corriente Democrática Social, Carlos Otelo a nivel estatal y con Raymundo García a nivel federal”.

acm

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button