score
MéxicoAudio

Gases de mango encendieron sensores de avión: pasajero. Con Ciro Gómez Leyva

La experiencia de ayer fue algo inesperado para todos los pasajeros del vuelo de Aeroméxico Dreamliner AM003 de México a París y aunque no hubo gritos cuando la gente escuchó el anunció del capitán de que haría un aterrizaje de emergencia, muchos se cambiaron de lugar para estar cerca de sus familiares y pasar el susto, porque en ese momento, nadie sabía lo que iba a pasar.

Miguel Ángel Ramírez, pasajero de este vuelo y quien ya está en París, sintió un fuerte calor del lado derecho del avión, incluso, el cristal de la ventana estaba con una temperatura elevada, así como el piso.

Desde que el avión salió de la Ciudad de México, este pasajero notó algo extraño, sobre todo, porque los monitores en los que iban viendo películas o series, se empezaron a apagar y la única explicación que les dieron, fue que no se había reseteado el sistema y que por ello había ocurrido eso.

Dos horas y media antes de llegar al destino final, les sirvieron la cena, que les fue retirada de inmediato y les informaron que habría un aterrizaje de emergencia en un aeropuerto de Madrid y, posteriormente en Irlanda, lo cual generó consternación entre los pasajeros.

De acuerdo con el relato de Miguel Ángel para el espacio de Ciro Gómez Leyva, el personal del avión empezó a darles las indicaciones de lo que tenían que hacer ante el aterrizaje de emergencia.

En ese momento, decidió grabar un video y al principio no se ve nada porque se apagaron todas las luces de la aeronave. “Íbamos a llegar de madrugada a la ciudad de París y eso fue lo que ocurrió. Fueron minutos de angustia, por fortuna, la aeronave aterrizó de forma normal, pese a una leve sacudida pero no fue un golpe considerable”.

Los sobrecargos actuaron de manera rápida, fueron precisos en sus indicaciones y eso ayudó a que la gente se tranquilizara.

El pasajero no escuchó ruidos o explosiones pero una sobrecargo les informó que había un connato de incendio en una de las zonas del avión, pero nada que les informaran por parte de la aerolínea.

Al llegar a Irlanda los llevaron a una sala de espera y dos horas y media del aterrizaje salió el piloto del avión a informarles que habían sido los gases de yodo que se desprende de las toneladas de mango que venían en el avión y que por ello se activaron los censores.

“Nos dieron un vale para cenar a cada pasajero de diez euros y medio, alcanzó para el sandwich y ya el refresco uno lo pone. Nos llevaron a un hotel muy cómodo y les dieron de desayunar y hoy, de regreso al aeropuerto”, relató.

Al conversar con la madre de la cantante mexicana Susana Zabaleta le contó que estaba muy nerviosa, que se sentía muy mal pero por fortuna estaban bien sus nietas, una de ellas hija de la también actriz y que estaban tranquilas.

“Por fortuna ya llegamos al aeropuerto Charles de Gaulle en Paris y hoy a las 10:30 todos los pasajeros, personal de la aerolínea se encargará de distribuir a la gente que tiene vuelos de conexión y a quienes nos quedamos en París pasamos el filtro de la aduana, recogemos el equipaje y cada quien a su destino final”.

mej



Artículos Relacionados

Back to top button