Ante entorno económico mundial estratégica relación México-España: Felipe VI

Los vínculos que ligan a México y España se fundamentan en sólidos cimientos y en múltiples facetas y los vínculos empresariales se nutren, sin duda, del cúmulo de afinidades e intereses compartidos y crecen con fuerza en beneficio de las sociedades y de su bienestar, aseguró el rey de España, Felipe VI.

Al participar en el foro empresarial México-España, dijo que “el progreso económico que juntos generamos es un síntoma y un aval muy claro y positivo de la excelente estado de nuestras relaciones y por eso la celebración de este encuentro es oportuno y útil ya que nos ayuda a fortalecer y aumentar nuestra prosperidad compartida con una visión que podemos calificar de estratégica”.

Dijo que a pesar de la crisis económica vivida en ambos países, los intercambios y la colaboración al máximo nivel siguen siendo una constante y cada vez se ven más fortalecidos, es precisamente en un entorno económico internacional tan complejo, tan volátil como el actual en el que todos los esfuerzos destinados a crear valor, riqueza y empleo y a promover negocios en beneficio del bienestar general, son especialmente importantes.

“En este contexto nuestra singular relación adquiere un especial valor y se torna aún más beneficiosa”, dijo el rey ante el presidente Enrique Peña Nieto.

El rey Felipe VI recordó que México y España iniciaron en la década de los años 90 un proceso de profundización en sus relaciones comerciales y económicas que ha conducido dos décadas después a la consolidación de México como un socio comercial de primer orden en España.

“Se trata de nuestro mercado más importante a nivel Iberoamérica y de un destino prioritario para nuestras inversiones que nos ha llevado a situarnos como segundo socio inversor más importante a nivel mundial. El flujo comercial bilateral de ambos países se acerca a los nueve mil millones de euros en el año 2014 y México es el primer destino de nuestras exportaciones a Iberoamérica, sexto destino en el mundo después de Europa y décimo quinto en términos absolutos, es el primer suministrador de América Latina, España es para México su primer comprador en la Unión Europea y el cuarto a nivel mundial”, refirió.

Dijo que en materia de inversión es el segundo inversor de México con un monto acumulado desde 1999 de más de 50 mil millones de dólares y la contribución de las empresas españolas queda patente cuando consideran que hay más de cinco mil 300 empresas implantadas en México y las que vengan en años venideros. “La cifra habla por si sola, es una apuesta decidida”.

mej

Salir de la versión móvil