score
México

Palabras de Luis Videgaray durante lanzamiento de programa juntos contra la ilegalidad

Muchas gracias, muy buenas tardes a todas y a todos.

Saludo en primer lugar a los representantes del sector privado de México, al presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani; Manuel Herrera, presidente de la Concamin, Enrique Solana, presidente de la Concanaco-Servytur.

A los representantes de la industria de vinos y licores, empezando por don Ángel Abarrategui, presidente de la Comisión de la Industria de Vinos y Licores; a Luis Velazco, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera.

A Miguel Ángel Domínguez, presidente del Consejo Regulador del Tequila, y por supuesto a mis compañeros servidores públicos aquí en el presídium, sean todos muy bienvenidos.

El gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto tiene un compromiso con la promoción de la legalidad y el cumplimiento del Estado de Derecho. Desde el inicio de la administración el Presidente de la República ha instruido acciones concretas de resultados específicos para promover la legalidad.

Hoy, nos reunimos para dar un paso más en esta dirección en la industria de los vinos y licores. Quiero destacar que lo que estamos haciendo es hacer equipo con el sector privado para cumplir uno de los más altos objetivos del Estado Mexicano, que es el fortalecimiento del Estado de Derecho.

Y como lo ha dicho muy bien Gerardo Gutiérrez Candiani hace un momento, no se trata solamente de modificar normas, de modificar leyes, sino de llevar a la práctica acciones concretas que permitan reducir el fenómeno de la ilegalidad y promover el Estado de Derecho.

Quiero por lo tanto hacer un reconocimiento muy amplio al sector privado mexicano por esta prioridad que se le da al fenómeno de la ilegalidad, y por confiar en las instancias del sector público federal para llevar acciones concretas.

Déjenme retomar algunas de las que se han tomado, que hoy ya son un ejemplo, una prueba de que trabajar juntos, gobierno y sector privado, resulta en datos concretos muy alentadores.

En la industria del calzado, en agosto pasado, gracias a la colaboración con el sector privado de distintos estados, del Estado de Guanajuato, del Estado de Jalisco, por ejemplo, se tomaron un conjunto de medidas muy específicas para combatir el fenómeno de la importación ilegal o la subvaluación de importaciones, el contrabando técnico en esta industria.

Hoy podemos ya hablar de resultados concretos: Una disminución de 78% en la importación de calzado subvaluado, al tiempo que se está dando un crecimiento de 26% en las exportaciones de calzado mexicano a los Estados Unidos.

Un segundo ejemplo: La industria textil y del vestido. Una industria que le da empleo a más de 450 mil mexicanas y mexicanos, son empleos directos que genera esta industria; tras las medidas que fueron anunciadas a final del año pasado, del mes de febrero a mayo tenemos una disminución de 90% en las importaciones de mercancías subvaluadas, es decir, una disminución de 90% en el contrabando técnico.

Como resultado de ello, las exportaciones de textiles y de vestido a los Estados Unidos han crecido en más del 10% e, insisto, se protegen más de 450 mil empleos.

En la industria automotriz, que en los últimos años se caracterizó por un fenómeno agudo de importación ilegal de vehículos usados provenientes en su mayoría de los Estados Unidos, se tomaron un conjunto de medidas también diseñadas en conjunto con el sector privado mexicano, y ahí tenemos también cifras muy alentadoras: En este año se ha reducido en 74% la importación ilegal de vehículos, o la importación mediante mecanismos que permitían el incumplir con la norma, lo que también se ha reflejado y ha contribuido a un incremento muy importante de las ventas domésticas de vehículos nuevos, han crecido 21%.

Estas industrias, todas importantes, la industria del calzado, la industria textil y del vestido, la industria automotriz, muestran hoy ejemplos concretos de lo que podemos hacer juntos, ahí están ya los datos, ahí están ya los resultados y este es el camino que tenemos que seguir en cada uno de los sectores de nuestra economía que están expuestos al fenómeno de la ilegalidad.

Por lo tanto, fue para nosotros un honor y una gran oportunidad haber estado en febrero de este año, hace algunos meses, en Amatitlán, Jalisco, donde junto con el Consejo Regulador del Tequila firmamos un primer acuerdo de colaboración y de combate a la ilegalidad, en protección de uno de los productos más importantes y emblemáticos que tiene México que es el tequila.

Hoy estamos aquí para la extensión de un convenio de esta naturaleza con toda la industria de vinos y licores, es decir, lo que empezamos a hacer hace algunos meses para protección del tequila, para promover la legalizad del tequila, ahora lo extendemos a toda la industria de vinos y licores.

Y lo estamos haciendo y esto tal vez le da particular significado a lo que hoy anunciamos, no solamente es un esfuerzo de colaboración entre sector privado y gobierno que, como en otros casos, estamos seguros nos va a dar resultados. Aquí sumamos un elemento innovador, estamos apostando a fortalecer la legalidad empoderando a la ciudadanía a través del uso de nuevas tecnologías.

En un momento más veremos una demostración de cómo funciona el nuevo marbete, el marbete es esta etiqueta que ustedes conocen que está en las botellas de vinos y licores, tanto importadas como de producción nacional, y que certifican su legalidad.

Tradicionalmente la ciudadanía ha dependido de que esté el marbete ahí o no, ahora, gracias a la tecnología, el ciudadano tendrá el poder, al tomar la decisión de comprar un producto, de verificar directamente si éste es o no es legal.

Vamos a ver en un momento más la demostración, pero gracias a que los marbetes 2014 en adelante tienen ya lo que se denomina trazabilidad, es decir, que mediante la lectura del Código QR, que lo pueden ver ustedes aquí en las imágenes que están a nuestros costados, éste código que ya no es un código de barras sino que es un Código QR, permite con un teléfono inteligente leer el Código QR y en unos cuantos segundos verificar la autenticidad del producto, sea importado o sea de producción nacional.

El Jefe del SAT me ha dicho que vamos a hacer una demostración y que va a salir muy bien, entonces, adelante, por favor.

El Presidente Enrique Peña Nieto con el respaldo del Congreso de la Unión promovió 12 Reformas Estructurales. Una de ellas es la reforma en telecomunicaciones; la reforma en telecomunicaciones está ya hoy acelerando de manera muy importante la penetración de nuevas tecnologías en manos del ciudadano, particularmente tenemos una muy alta tasa de crecimiento de la penetración de teléfonos inteligentes.

Esto significa que conforme avanza la implementación de las reformas estructurales avanzan también los instrumentos tecnológicos que le dan poder al ciudadano para, en este caso, verificar la legalidad de los productos que adquiere.

De lo que se trata ahora es que le hagamos una muy amplia difusión a este instrumento ciudadano, el que cualquier persona que quiera comprar una botella de vino, una botella de tequila, una botella de cualquier licor pueda simplemente acercar su teléfono a la botella, dirigirla al marbete, al código QR y, a través de una aplicación gratuita que hay muchas, que se pueden bajar al teléfono, distinguir en unos cuantos segundos si se trata de una bebida legal, ya sea legalmente importada o legalmente producida en México.

Este marbete trazable que tiene esta funcionalidad, que empodera al ciudadano es resultado de un trabajo conjunto entre la industria de vinos y licores, el sector privado y, el Gobierno de la República.

Responde a una problemática concreta y, sin duda alguna, nos da una mucho mejor condición para que no solamente seamos el Gobierno y el sector privado, las empresas los que estamos promoviendo la legalidad, sino con estos instrumentos sumamos a quienes son los más importantes, y al final de cuentas son los destinatarios de nuestros esfuerzos que es a la propia ciudadanía.

Quiero agradecer a todos quien ha hecho posible este esfuerzo, agradecer -no quiero omitirlo- a todo el equipo del Servicio de Administración Tributaria, al SAT, que ha invertido mucho y ha creído en la tecnología, insisto no como fin en sí mismo, sino como una forma de darle empoderamiento a la ciudadanía.

Muchas felicidades, muchas gracias y procederemos ahora a la firma de este convenio que nos dará instrumentos concretos para lograr lo que hemos logrado en otras industrias, ahora de manera formal, en esta importantísima industria que da empleo a miles de mexicanas y mexicanos, la industria de los vinos y licores.

Muchas gracias, muchas felicidades.



Artículos Relacionados

Back to top button