score
México

Palabras de Enrique Peña Nieto durante bienvenida a reyes de España

Su Majestad don Felipe VI, Rey de España.

Su Majestad doña Letizia, Reina de España.

Honorables integrantes de la Comitiva Oficial del Reino de España.

Integrantes del Gabinete del Gobierno de la República.

Honorables integrantes del Cuerpo Diplomático Acreditado en México.

Muy distinguidos invitados.

Señoras y señores:

Los lazos entre España y México son centenarios, fraternos e indisolubles. Son vínculos de gran cercanía, que están presentes en los más diversos ámbitos de nuestra vida cotidiana. En nuestro idioma y tradiciones, en nuestra arquitectura y gastronomía, en los nombres de nuestras comunidades y en la historia de las familias, España vive en México.

Por todo ello, es especialmente emotivo expresarles nuestra más cálida bienvenida a Sus Majestades los Reyes de España.

Los mexicanos los recibimos con los brazos abiertos en ésta, su primera Visita de Estado a nuestro país y al Continente Americano. Valoramos esta distinción hacia nuestra sociedad.

Su visita nos honra y entusiasma.

No es nuevo el sentimiento de afecto y estima que los mexicanos tenemos por Su Majestad el Rey.

Octavio Paz lo dijo con toda claridad, y cito textualmente: La amistad requiere tiempo. Nace del intercambio frecuente y prolongado.

Así es, precisamente, la amistad que don Felipe ha procurado a México durante prácticamente 25 años.

Su Majestad conoce muy bien a esta Nación. Ha estado presente y atento a su evolución.

Como Príncipe de Asturias, estuvo aquí en numerosas ocasiones, impulsando las relaciones entre nuestros países y celebrando el fortalecimiento de nuestra democracia.

En particular, recuerdo con especial gratitud su presencia el día que asumí la responsabilidad como Titular del Ejecutivo Federal, en diciembre de 2012.

También guardo un entrañable recuerdo de mi Visita de Estado a su país, hace prácticamente un año. Siempre tendré presente la afectuosa bienvenida que nos brindó su familia.

Desde que Su Majestad fue proclamado Rey de España, ha sido un símbolo de unidad y esperanza para su pueblo; ha sido, también, un referente de renovación y confianza para Europa.

Su preparación y visión corresponden a los nuevos desafíos de nuestro tiempo.

Estoy seguro de que con su liderazgo fortalecerá la proyección e influencia positiva de España en el mundo.

Como Jefe de Estado, su presencia este día demuestra la importancia estratégica de ambos países y la que otorgamos a nuestra relación bilateral.

España y México han construido una amplia y vigorosa agenda de trabajo que se expresa en una intensa cooperación y en un importante intercambio económico.

Hoy, entre los países de la Unión Europea, España es ya el segundo socio comercial de México y nuestra segunda fuente de Inversión Extranjera Directa.

Actualmente, hay más de cinco mil empresas con capital español en territorio nacional, empresas que generan empleos y están decididas a crecer con México.

La inversión española está presente en sectores claves para impulsar el crecimiento económico, como son los servicios financieros, el desarrollo de infraestructura, las telecomunicaciones y las manufacturas.

El turismo une también a nuestras sociedades en ambos lados del Océano Atlántico, tan sólo el año pasado recibimos más de 300 mil visitantes españoles, mientras que más de 320 mil mexicanos viajaron a España.

Igualmente, tenemos un amplio programa de cooperación cultural y académica, así como posturas comunes en los principales temas de las agendas de Iberoamérica y multilateral.

Con base en todas estas afinidades y fortalezas, España y México están decididos a profundizar y diversificar sus intercambios, así como a consolidarse como actores con responsabilidad global.

Trabajando con su Majestad el Rey y el Gobierno de España, habremos de aprovechar las nuevas oportunidades para construir un mejor futuro.

Sus Majestades:

La amistad entre España y México ha sido como escribió José Ortega y Gasset: delicadamente cincelada y cuidada como se cuida una obra de arte.

La primera Visita de Estado de Sus Majestades a México, así lo acreditan.

Alentados por nuestras identidades y coincidencias, sigamos cultivando esta entrañable amistad.

Deseo que este encuentro, además de ser una celebración de la historia que nos hermana, sea también la renovación de una alianza por el futuro que nos compromete.

Sean ustedes muy bienvenidos a México.

Les deseo una muy feliz y productiva estancia en México.

Están en su casa.

Muchas gracias.



Artículos Relacionados

Back to top button