score
México

Informe de CIDH y forenses argentinos cerca de la verdad sobre Ayotzinapa: vocero padres

Los errores cometidos por el gobierno de Enrique Peña Nieto sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” el 26 de septiembre del año pasado, “nos están llevando a la verdad” por lo que el castigo a los culpables también esta cerca.

Advirtió lo anterior el vocero de los padres de los 43 jóvenes desaparecidos, Felipe de la Cruz Sandoval quien aseguró que los informes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y especialistas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dan indicios de que la llamada “verdad histórica” es en realidad una mentira.

Al cumplirse nueve meses de la desaparición, los padres de los normalistas se reunieron el viernes pasado con los especialistas extranjeros que investigan el caso y acordaron que mañana se darán a conocer los avances, pero adelantó que “la verdad se acerca” y que no cesarán en su demanda por la aparición con vida de los 43 estudiantes.

“El compromiso es que de el día lunes ellos van a dar su conferencia de prensa y van a dar a conocer algunos avances pero no podemos decirlo porque es el compromiso con ellos”, pero aseguró que en dicho avance se basa para asegurar que “la verdad sobre el caso está cerca”.

Respecto al peritaje de la Fiscalía de Guerrero sobre el asesinato del estudiante Julio César Mondragón Fontes, quien fue encontrado la mañana del 27 de septiembre sin rostro, y en el que se dice que fue la fauna nociva quien arrancó la piel y los ojos al joven, el vocero de los padres descalificó la versión.

“No es posible, no es creíble porque se ven las marcas del corte que le hacen a Julio y le quitan los ojos, no hay fauna nociva que haga eso. Si hubiera sido la fauna nociva hubiera sido todo el cuerpo, no solamente el rostro, por eso decimos que el gobierno de México ha mentido siempre. Definitivamente, no creemos y nunca hemos creído en su teoría y hoy vemos cómo la verdad histórica ha caído a pedazos con lo que hoy sabemos que pasó en realidad”, abundó.

Sobre la versión de que uno de los estudiantes desaparecidos es militar en activo y que era un infiltrado en la Normal de Ayotzinapa, el vocero aclaró que esa es otra clara muestra de que el gobierno federal pretende desestabilizar el movimiento de lucha por la aparición con vida de los 43 y romper la unidad que han mantenido durante nueve meses y “que los está poniendo a temblar porque unidos vamos a llegar a la verdad y la justicia”.

Dijo que aunque con versiones como esta se busca que los padres de familia duden entre ellos, pero lo que el gobierno no sabía es que los padres ya conocían que este joven desertó del Ejército hace dos años porque tuvo un accidente y no fue indemnizado por lo que desertó al no ver garantías para él.

“Pero él tiene una familia qué mantener y buscó otras opciones de superación y por eso se metió a estudiar en la Normal” y confirmó que se trata de Julio César López Patolzin, tal como lo informara hace unos días Rafael López Catarino, padre del joven de 25 años.
“Lo cierto es que para nosotros no está, se lo llevaron ellos también, si ellos saben y dicen que está en activo entonces lo sabían desde el primer momento en que cometieron el crimen, por eso nosotros estamos exigiendo que se abra una línea de investigación al Ejército”, insistió.

Y reiteró su llamado a la titular de la Procuraduría General de la República Arely Gómez para que abra una línea de investigación a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) al tiempo en que aprovechó para recriminar a la funcionaria pública que a poco más de tres meses de haber asumido el cargo no los ha recibido.

“La procuradora no ha tenido ni siquiera la educación de sentarse a platicar con nosotros, no ha tenido ningún acercamiento, definitivamente para nada. La vez pasada que venimos a ver lo de Francisco Salgado Valladares, exsubdirector operativo de la Policía de Iguala, presuntamente asociado con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, nos recibieron funcionarios de muy bajo nivel porque ella no se encontraba. Quedó el compromiso de que nos iba recibir y a la fecha no nos hemos reunido”, recordó.

Sin embargo también dijo que esa actitud del gobierno no les extraña porque “se están cubriendo del crimen cometido en Iguala y por eso nosotros decidimos buscar ayuda internacional con los organismos que les corresponde buscar la justicia como la CIDH, a la ONU y seguimos caminando en ese rumbo porque creemos que los gobernantes de México no se van a castigar solos”.

Insistió en que el gobierno debe entregar a los jóvenes y reiteró que el Ejército participó aquel 26 de septiembre en la desaparición porque así lo aseguran los jóvenes sobrevivientes, además de que la misma institución meses después saca fotografías que ellos tomaron cuando fueron a desalojarlos del hospital.

Entonces, agregó, con lo que declara el juez de barandilla, con lo que saca la Sedena de que un estudiante es un soldado en activo, ya no podemos negar que el Ejército tuvo participación en este crimen.

“Para nosotros es bien importante, primero que nada, saber la verdad y que la PGR tome su papel como órgano de gobierno porque para eso los mexicanos le pagan a este gobierno, para que cumpla con su función. Por eso le exigimos a la procuradora que cumpla con su papel y que si está igual que Jesús Murillo Karam y Enrique Peña Nieto que se quite del lugar que está ocupando y que entre una persona honesta y que en verdad haga justicia para todos los mexicanos”.

Sobre la versión del estudiante militar, el vocero estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, Omar García, quien realiza un recorrido por el sur del país, descalificó también la versión que pretende implicar a su compañero como “infiltrado del Ejército en Ayotzinapa” y aseguró que ningún intento por minar la unidad de las familias resultará.

De la Cruz Sandoval, aseguró que desde el principio de su movimiento el gobierno federal les ha ofrecido dinero a todos los padres de familia, desde un millón de pesos hasta documentos en los que les piden que ellos mismos pongan la cantidad deseada, lo cual han rechazado rotundamente porque la vida de sus hijos no tiene precio.

Hoy, tras 43 horas de actividades culturales en el plantón denominado #43×43 cultural instalado en la explanada del Palacio de Bellas Artes el pasado viernes 26 de junio, los padres, estudiantes y organizaciones solidarias conlcuirán una jornada más de apoyo a Ayotzinapa.

Desde el viernes, cinco carpas fueron instaladas en la explanada del palacio de Bellas Artes en donde los padres y personas solidarias con su movimiento acamparon y ofrecieron sus testimonios de lucha y apoyo a lo largo de nueves meses.

Por Estela Juárez Aguilar



Artículos Relacionados

Back to top button