Familiares piden prueba de ADN para recuperar cuerpos de asilo. Con Loret de Mola

La dirección de bomberos de Mexicali entregó ya su dictamen a la Procuraduría de Baja California sobre el incendio del asilo “Hermoso atardecer”, ocurrido la madrugada del martes.

El subprocurador Fernando Ramírez Amador confirmó que la conclusión del primer peritaje es que el fuego fue intencional.

“El dictamen, presume la dirección de bomberos de Mexicali que pudo haber sido de corte intencional, ellos señalan que pudo haber sido sobre una acción directa sobre unas cajas de cartón y luego se propagó”.

Sin dar más detalles, explicó que se tendrá que valorar y anexarlo a la carpeta de la investigación para compararlo con los demás peritajes que se siguen realizando.

El subprocurador dijo que hoy llegó a Mexicali otro perito de la Procuraduría General de la República (PGR) y adelantó que será en los próximos días cuando la Procuraduría del Estado y la PGR entreguen sus dictámenes.

“Hoy llega un nuevo perito en materia de electricidad para realizar trabajos en instalaciones y la semana que entra estamos previendo tener el dictamen de PGR y el de Procuraduría”.

Cabe señalar que hasta el momento han declarado 10 personas, entre ellas empleados y adultos que ahí se encontraban. Continúa la revisión de los videos de las cámaras de seguridad y de documentos que las autoridades recuperaron el día del incendio.

Sobre el reconocimiento de los 17 cuerpos que permanecen en el Servicio Médico Forense, el subprocurador aseguró que ya han ido personas a pedir que se les realicen pruebas de ADN para poder recuperar los cuerpos de los que aseguran son sus familiares.

“Conforme avancen los dictámenes de ADN van a ser entregados los cuerpos”, agregó.

De acuerdo con el Servicio Médico Forense, estas pruebas podrían tardar hasta 15 días debido al estado en el que se encuentran los cuerpos.

Por otra parte, la señora que pidió ayuda a la patrulla y a los bomberos para acudir a atender el incendio del asilo, señaló que hay dos cosas que agravaron la tragedia: primero que los bomberos llegaron rápido, pero sin agua y con equipo insuficiente.

La señora asegura que una vez que los bomberos entraron al asilo, se dieron cuenta que uno de los dormitorios estaba cerrado con llave, los bomberos rompieron las ventanas, pero no pudieron rescatar a nadie.

“El cuarto que estaba cerrado bajo llave, se abrieron las ventanas, el fuego caminó muy rápido por dentro que se fueron quemando las cosas, se oían gritos”.

Sin embargo, el subprocurador Fernando Ramírez, asegura que no hay ningún elemento ni declaraciones que señalen que las puertas de los dormitorios estuvieran cerradas, únicamente la de la entrada principal que por seguridad se le ponía un candado todas las noches.

Con información de Ana Lucía Hernández

joa

Salir de la versión móvil