score
MéxicoAudio

Presunta tortura a Anastasia, estrategia de su abogado: subprocurador. Con López Dóriga

José María González, subprocurador contra la Delincuencia Organizada en Baja California, negó que Anastasia Lechtchenko fuera objeto de tortura o algún tipo de agresión, y aseguró que este tipo de señalamientos es parte de la estrategia de su abogado.

“Sinceramente es una estrategia del abogado, él sabrá por qué lo hace, mas sin embargo seguros estamos que no hubo ninguna tortura, ninguna agresión”, declaró el subprocurador en entrevista con López Dóriga.

Tres días después de que ocurriera el asesinato de su madre y hermana, la joven rusa de 19 años aceptó su culpabilidad de los hechos en una primera detención; sin embargo, posteriormente se declaró inocente.

Y ante un juez manifestó haber aceptado su culpabilidad bajo presión, además de señalar haber sido violada por elementos de seguridad que la detuvieron en Tijuana.

Al respecto, José María González recordó que Anastasia Lechtchenko declaró ante las autoridades el 11 junio y no refirió absolutamente ningún maltrato y tortura; seis días después comparece por segunda ocasión y se certifica que no hubo agresión sexual, ni mucho menos tortura.

“Ella estuvo 11 días en libertad hasta que se ejecutó la aprensión, en ese inter no acudió a ninguna instancia, no se inconformó con ninguna autoridad, ni con Derechos Humanos, hubiera sido las instancias correspondientes ante una agresión por parte de la autoridad.

“Lo cierto es que la tortura que refiere el abogado es básicamente, que no se acepta, es falso, no se le torturo, los resultados de los estudios que se podían practicar a petición del abogado lo van a confirmar, eso no tenemos la menor duda”.

Sin embargo, su “tortura” consistió en que la policía municipal le dio dos bofetadas, agregó el funcionario de Baja California, y le apretó los brazos, “eso dijo en declaración preparatoria, ante el poder judicial, ante la juez que libró la orden de aprehensión”.

Pero Anastasia Lechtchenko sí señaló en su declaración que una vez que la trasladaron a la Procuraduría General de la República (PGR), que tampoco estuvo en esa instancia manifestó el subprocurador, fue tocada sexualmente.

“Se cae sola esa estrategia del abogado porque si bien está en todo su derecho y es un mecanismo de defensa, hay pocos detenidos que no argumenten tortura y lo cierto es de que en el peor de los casos fueron dos bofetadas con un apretón de manos de la municipal quien, quiero aclararlo, no tuvo ninguna participación en este evento”.

Finalmente, el subprocurador reiteró que la confesión de Anastasia Lechtchenko fue natural las dos ocasiones, y estuvo presente su defensor de oficio, “dos distintos que no dependen de la procuraduría, la certificó un médico que realmente al interrogatorio no señaló absolutamente ninguna vejación, ni un maltrato”.

ohj



Artículos Relacionados

Back to top button