score
México

Habrían fusilado a 11 de 22 personas en Tlatlaya. Con Ciro Gómez Leyva

De acuerdo con el informe de los peritajes de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) y de la Procuraduría General de la República (PGR), 11 de las 22 personas abatidas por elementos del Ejército Mexicano el pasado 30 junio de 2014, en Tlatlaya, fueron fusiladas, otras cinco murieron realizando maniobras instintivas de defensa y tres de los señalados como agresores, tenían sus armas descargadas.

Asimismo, en este informe, se detalló que los militares realizaron 160 disparos y las víctimas 12.

De acuerdo con los peritajes en poder de La Jornada, algunos militares dispararon a corta distancia a varias de las víctimas y los casquillos de los cartuchos percutidos quedaron a escasos 70 centímetros de los cadáveres, lo que confirmaría las versiones posteriores y la descripción que peritos dieron de las fotografías que se publicaron en este diario el pasado 26 de septiembre de 2014.

El año pasado, una de las tres mujeres que sobrevivieron a lo sucedido en la bodega reveló que sólo uno de los hombres fue abatido en enfrentamiento y los demás se entregaron, fueron interrogados y luego privados de la vida. Hoy, las tres mujeres son testigos protegidos. Los resultados forenses difieren diametralmente de la versión que el día de los hechos difundió la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por medio de un comunicado de prensa en el que se lee.

“Nos trasladamos al lugar de la investigación para realizar nuestra inspección técnica criminalística por el delito de homicidio en agravio de 21 sujetos del sexo masculino y uno del sexo femenino, todos ellos de entidades desconocidas.

“El antecedente de lo sucedido nos fue referido por un coronel que se dio un enfrentamiento entre un grupo delictivo y el Ejército Mexicano.

“Señalaron que el sitio de los hechos corresponde a la carretera Los Cuervos-Arcelia, tramo San Pedro Limón, San Antonio del Rosario, entre las comunidades de Higo Prieto y Ancón de los Curieles, municipio de Tlatlaya.

“Al momento de nuestra intervención, siendo las 12:30 horas, prevalecía cielo despejado, clima cálido y buena visibilidad”.

Posteriormente, de acuerdo con La Jornada, los estudios forenses realizados por la Procuraduría General de Justicia mexiquense dan cuenta de que en la parte externa de la bodega se localizaron 41 cartuchos, todos del calibre 7.62, de la marca ´FC´, de latón, que, según los documentos, corresponden a los disparados por los militares.

En los cuerpos de los occisos había 60 orificios de entrada. La camioneta que utilizaban los soldados presentaba 20 impactos. En los vehículos estacionados dentro de la bodega, que supuestamente estaban en poder de las víctimas, impactaron 55 tiros. En las paredes de la bodega, 48.

Sin embargo, en toda el área donde se supone que se dio un enfrentamiento, solamente se recogieron 57 cartuchos (fundas de bala), 45 con la marca ´FC´, 12 con otras leyendas.

Con información de Manuel Feregrino

amd



Artículos Relacionados

Back to top button