score
México

Palabras EPN durante inauguración del Centro de Acopio de Leche LICONSA

Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto estar aquí, en Hidalgo, en esta tierra que invariablemente me ha recibido con gran calidez; que además es vecina de mi estado del que soy natal y que siempre nos ha hermanado, sin duda, muchos valores, la identificación de tradiciones regionales.

Por ello, celebro y me congratulo de encontrarme entre mis amigos, entre mis muy cercanos amigos, que son los hidalguenses.

A las mujeres, hombres y jóvenes de esta tierra, les saludo con gran afecto.

Señor Gobernador del Estado de Hidalgo:

Muchas gracias por su bienvenida. Muchas gracias por sus amables comentarios.

Me sumo a lo que usted ha expresado. Efectivamente, creo que si algo tenemos que reconocer y celebrar como mexicanos es el haber tenido, apenas el pasado 7 de junio, una jornada democrática en paz. Una jornada que, sin duda, convocó a la muy amplia participación de la ciudadanía de nuestro país y que, sin duda, registró importantes niveles de participación ciudadana.

Y como lo he señalado en otros espacios, además se expresó de manera libre, abierta y de manera muy clara pudo razonar, y con gran conciencia democrática, elegir a quienes serán sus próximos gobernantes y representantes.

Los mexicanos celebramos el haber tenido una jornada ejemplar, como la que tuvo lugar en nuestro país. Y por eso, esto viene a reafirmar nuestra vocación democrática que los mexicanos celebramos.

Gracias, señor Gobernador, por el esfuerzo y la contribución que Hidalgo ha hecho. Y gracias, también, por el invariable compromiso de su gobierno para seguir sumándose a los esfuerzos del Gobierno de la República para trabajar sumados en favor de los hidalguenses.

Muchas gracias, señor Gobernador.

Muy distinguidas y distinguidos integrantes del presídium, quienes forman parte del Gabinete del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Hidalgo.

Al Comandante de la Zona Militar aquí, en Hidalgo.

A vecinos de este municipio, y a su presidente de Francisco I. Madero, a quienes agradezco su presencia.

A Legisladores Federales; a sus Senadores de la República; a las y los Legisladores Federales y locales.

Presidentes Municipales de municipios vecinos a Francisco I. Madero.

A dirigentes de distintas organizaciones campesinas, agropecuarias, que hoy aquí nos acompañan.

A servidores públicos de todos los órdenes de Gobierno, quienes son parte de este esfuerzo para servir de mejor manera a los mexicanos y, especialmente, saludo a esta representación de la sociedad hidalguense que está aquí presente.

Muchas gracias por su hospitalidad.

Lo primero que quiero decirles, a lo ya expresado, es decirles que verdaderamente me da mucho gusto encontrarme con todas y todos ustedes; sobre todo, de poder tener este contacto directo, de escucharles, de saludarles, de sentirles; de recoger varias de sus peticiones, algunas individuales, otras en representación de quienes son parte de la comunidad a la que ustedes pertenecen.

Porque en mi diario recorrer, o en ese trabajo de poder encontrarme en distintos municipios, Cipriano ya me ha invitado a visitar las entidades cafetaleras que hoy están aquí también representadas, que han recibido distintos apoyos, a quienes saludo con afecto y eso me compromete a regresar muy pronto allá, a sus estados de origen, para saludarles allá, en su casa, y encontrarme también con los suyos.

Es este propósito realmente el de poder seguir trabajando, en lograr un México incluyente. Un México en el que cada mexicano, no importando cuál sea su lugar de origen, pueda realmente encontrar espacios de realización personal.

Puedan encontrar los mecanismos, los apoyos, las condiciones óptimas de seguridad, los mejores entornos y los apoyos que los gobiernos dedicamos para que cada ciudadano, realmente pueda concretar cualquiera de los proyectos que se trace en la vida.

Hoy, estamos aquí para entregar diversos apoyos que tienen que ver con la debida alimentación que queremos tengan todas las familias mexicanas.

Los esfuerzos que realizamos, a través de la Cruzada Nacional contra el Hambre, han merecido ya distintos reconocimientos de orden internacional.

Ustedes seguramente se enteraron, a través de los medios de comunicación, que hace apenas unos días, el fin de semana allá, en Italia, donde está la sede de la FAO, la Organización de Naciones Unidas, dedicada precisamente para asegurar la alimentación y combatir la pobreza alimentaria en todo el mundo.

Nos encontramos ahí, y ahí tuvo reconocimiento este Programa de la Cruzada Nacional contra el Hambre, tuvo reconocimiento el esfuerzo que México ha hecho para abatir los niveles de hambre en nuestro país y haber cumplido ya las metas trazadas de la Organización de las Naciones Unidas para reducir a menos del cinco por ciento los niveles de hambre entre nuestra población.

Pero no estamos satisfechos. La Cruzada Nacional contra el Hambre sigue, y sigue ampliando sus esfuerzos para realmente reducir aún más la pobreza y el hambre en nuestro país.

Hay que decir que tuvimos, en primer lugar, la apertura para reconocer que entre los mexicanos había hambre, que había que reconocerlo para, entonces, convocar a un esfuerzo institucional y de la propia sociedad organizada, para combatir el hambre en nuestro país.

Y lo estamos haciendo. Distintos programas de la política social del Gobierno de la República, de los gobiernos estatales, están incidiendo para reducir los niveles de hambre en nuestro país.

Hoy nos convocan dos programas que estamos llevando a cabo en el país.

El primero, el apoyar a los productores de leche. De hecho, quienes me antecedieron en el uso de la palabra, el propio Gobernador; Héctor Pablo, Director General de LICONSA; y además, Cipriano.

Cipriano, con toda claridad, expuso cuáles son los beneficios que tienen los programas que hoy anunciamos.

Éste, que estaba comentando, que es el apoyar a los productores de leche de nuestro país, y lo estamos haciendo a partir de adquirir más leche de los pequeños productores de leche en todo el territorio nacional.

Lo estamos haciendo para llevar esa leche a las familias que lo necesitan, a un precio más bajo, inclusive al que está en el mercado internacional y nacional.

Apoyamos a las familias de menores ingresos con precios más accesibles, para que tengan el beneficio de contar con una mejor alimentación y, sobre todo, con tener leche en sus hogares. Y estamos, al mismo tiempo, apoyando a los productores de leche.

Este Centro de Acopio, que se suma a cuatro más que hemos inaugurado, y a los varios más que estaremos concretando, van a permitir apoyar a los productores de leche de distintas regiones del país. Pero, también, van a facilitar que las familias puedan tener acceso a este producto alimentario.

De hecho, LICONSA, a partir de esta Administración, hemos impulsado, le hemos respaldado, para que pueda ampliar su cobertura a nivel nacional.

De las poco más de nueve mil lecherías que había en el territorio nacional, hemos crecido este número de lecherías; mil 580 lecherías, para ser precisos, se han establecido en adición en todo el territorio nacional.

De esta forma, estamos llegando a más familias; a 6.5 millones de familias que hoy se benefician con la distribución de este importante producto alimenticio.

Los beneficios ya nos los compartió Héctor Pablo, el que tengan acceso a un producto bien balanceado nutricionalmente está permitiendo que haya una reducción de un 40 por ciento en la prevalencia de anemias en menores de cinco años; es decir, nuestros niños, nuestros jóvenes, están creciendo, a través de tener acceso a este producto alimentario, de mejor forma, y están teniendo un mejor desarrollo.

Ese es el alcance de este programa que tenemos, a través de la distribución de leche LICONSA.

Y, por otro lado, hoy nos convoca, además de significar el apoyo a productores de leche, especialmente pequeños productores y de ampliar la cobertura de distribución de la leche LICONSA, a las familias mexicanas, la entrega de apoyos a productores indígenas cafetaleros.

Cipriano, quien ha hablado en nombre de ellos, de quienes vienen de distintas entidades del país y a quienes les agradezco estén hoy aquí con nosotros, ha expuesto con toda claridad lo que estamos haciendo.

Y no se ha equivocado. Efectivamente, de las cuatro mil 500, aproximadamente, comunidades productoras de café, 70 por ciento; es decir, prácticamente tres de cada cuatro productores de café en nuestro país son parte de comunidades indígenas, son pueblos indígenas.

Por eso hoy estamos apoyando, a través de este acuerdo que ha logrado SAGARPA y la Comisión de Apoyo a los Pueblos Indígenas, estamos acercando, a través de este programa, apoyos muy particulares para que ustedes sigan produciendo de manera sustentable, con mayor capacidad productiva, y sobre todo con el propósito de que obtengan mejores ingresos por la venta del producto cafetalero que ustedes están produciendo.

Aquí están plantas, por cierto, estas plantas que tienen, que están adornando este templete que tenemos delante de nosotros, son parte de las plantas de cafetal que estamos produciendo en distintos viveros y que ustedes serán beneficiados, precisamente, entre otros apoyos, de este programa.

Por ello, los felicito ampliamente, reconozco su compromiso, su apoyo, su trabajo cotidiano para producir y, sobre todo, el que hagan de este esfuerzo una forma de vida digna de sus familias.

Por eso, sepan que tendrán, invariablemente, como aquí lo estamos acreditando, el respaldo y el apoyo del Gobierno de la República, a través de este esfuerzo conjunto de la SAGARPA y de la Comisión de Apoyo a Pueblos Indígenas, para apoyarles de mejor manera, y que prácticamente todos los pueblos indígenas, que se dedican a la producción de café tengan apoyos y puedan producir más y tener mejores ingresos.

Muchas gracias por su presencia.

En el Gobierno de la República seguiremos trabajando para concretar las metas que nos trazamos desde el inicio de esta Administración.

Yo quiero agradecer y reconocer el respaldo y el apoyo amplio que ha habido entre la sociedad mexicana para seguir impulsando este proyecto de Nación.

Pero también recoger las nuevas necesidades, las peticiones muy específicas que distintas regiones y que la sociedad en su conjunto nos ha planteado.

Hoy tenemos por delante el objetivo más importante, que es la concreción de los beneficios que deben derivar de las reformas estructurales.

Pero hay algo muy importante, las reformas estructurales de las que hemos hablado y que hemos impulsado, y que se han concretado como parte del nuevo andamiaje jurídico de nuestra nueva legislación, ya no sólo son letra inscrita en ley, sino que hoy ya se están sintiendo los beneficios de estas reformas, y habrán de depararle a México mayores beneficios.

He compartido cómo hemos venido creciendo en el empleo, cómo hemos venido mejorando los indicadores del desempeño de nuestra economía; si bien no a los niveles que deseamos y queremos, a partir de que tenemos un entorno mundial complejo y difícil, sí es cierto que estamos mejorando los indicadores de fortalecimiento de nuestro mercado interno.

Que está habiendo mayor consumo, que está habiendo mayor ahorro, que está habiendo más empleo y que hoy las reformas están generando ya beneficios.

Ya no se cobra la larga distancia, ya no hay incrementos mensuales al precio de la gasolina, del gas LP. Es decir, todos estos beneficios derivan de las reformas que hemos concretado entre los mexicanos.

Y al Gobierno hoy le ocupa llevar hasta el final la feliz conclusión y concreción de estas reformas que nos hemos trazado. Al mismo tiempo, seguimos impulsando un programa amplio y ambicioso de infraestructura para el país.

Porque tenemos que aprovechar las grandes fortalezas que México tiene, pero para que esas fortalezas realmente se puedan potenciar, es decir, puedan derivar en beneficios para la población, tenemos que mejorar las condiciones de competitividad que México ofrece; es decir, el que tengamos un país mejor conectado, que las distintas regiones de nuestro territorio estén mejor comunicadas; que tengamos puertos con mayor capacidad; que tengamos redes ferroviarias o de trenes que puedan comunicar y llevar de mejor manera las mercancías, que se mueven de un lugar a otro de nuestra geografía nacional.

Ese es el empeño, esa es la tarea a la que estamos dedicados.

Y aquí yo les quiero agradecer el que sean, todas y todos ustedes, parte de este esfuerzo.

Esto sólo será posible en la medida en que la sociedad acompañe y respalde este esfuerzo del Gobierno de la República y de los gobiernos estatales.

No es una tarea que se pueda lograr de forma individual, de manera aislada. Somos todos parte de este esfuerzo.

Es algo que habrá de beneficiar a la sociedad presente y será, sin duda, el mejor legado que hagamos a las futuras generaciones.

Muchas gracias a Hidalgo, por su hospitalidad.

Muchas gracias por dejarme estar con ustedes.

Por saludarles y acompañarles en el anuncio de estos programas, que son para beneficiar a Hidalgo y a distintas entidades del territorio nacional.

Muchas gracias a todas y a todos ustedes.



Artículos Relacionados

Back to top button