México

Palabras EPN en reunión Protección Civil para Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2015

Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Señor Gobernador del Estado de Quintana Roo, muchas gracias por su hospitalidad.

De igual manera, saludo al señor Gobernador del Estado de Tlaxcala y Presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores.

A los señores Gobernadores de distintas entidades federativas, que asisten a este evento.

Su presencia el día de hoy aquí, viene a reafirmar este compromiso para hacerle frente, juntos, en equipo, en coordinación de esfuerzos y en trabajo compartido, al inicio de la temporada de lluvias y ciclones y, sobre todo, a seguir impulsando una cultura de la prevención dentro de los gobiernos que ustedes encabezan.

Estamos aquí, a esta distancia, y aquí, en Quintana Roo, que hoy nos recibe, precisamente porque venimos a reafirmar todos juntos el compromiso que hacemos para trabajar en equipo, y para lograr una mayor eficacia ante lo que hoy se pronostica tendremos en esta temporada de lluvias y de ciclones.

Quiero saludar a los integrantes del Gabinete Legal del Gobierno de la República, particularmente de las áreas mayormente involucradas en esta tarea.

Quiero, también, apreciar la presencia de la Presidenta y Presidente de las Comisiones de la Cámara de Diputados y del Senado de la República encargadas de la Protección Civil.

Saludar a las y los Legisladores Federales aquí presentes. Senadora y Senador de la República del Estado de Quintana Roo.

A Legisladores Federales, a Legisladores locales.

Al señor Presidente Municipal de Solidaridad, a quien también le agradecemos su anfitrionía.

Y, particularmente, saludar la presencia de todos los representantes de las distintas instituciones en el Gobierno Federal y en los gobiernos estatales que forman parte de este Sistema Nacional de Protección Civil.

Sobre todo, porque su presencia aquí, y en estos días, viene a comprometerles, pero, sobre todo, a adquirir mayor conocimiento, mayor información y cómo, eventualmente, hacerle frente a esta temporada de ciclones y de lluvias.

Señores representantes de los medios de comunicación.

Señoras y señores:

Una de las mayores prioridades del Gobierno de la República es proteger la vida de los mexicanos y cuidar de su patrimonio. Así ocurre en el desarrollo de sus actividades cotidianas, lo mismo que en momentos de contingencia, derivados de fenómenos naturales.

Por la ubicación geográfica, extensión territorial y diversidad climática de nuestro país, nuestra población está expuesta a distintos riesgos, ante los cuales tenemos que estar alertas y preparados.

Si algo puede marcar la diferencia de una situación de emergencia, es la prevención y nuestra capacidad de respuesta. De eso se trata la cultura de la protección civil.

En México este año, como aquí ya lo refirió el señor Gobernador de Tabasco, habrán de cumplirse tres décadas, 30 años, de los trágicos terremotos de 1985, que provocaron irreparables pérdidas humanas y cuantiosos daños materiales.

Pero también, son 30 años del establecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil, hoy columna vertebral del Estado mexicano, para prevenir, enfrentar y superar contingencias de gran magnitud.

En él se articulan los esfuerzos y capacidades institucionales de los diferentes órdenes de Gobierno y de la propia sociedad organizada.

Conscientes de que la prevención es la mejor forma de reducir riesgos y evitar daños, el Gobierno de la República ha adoptado un enfoque proactivo ante los eventuales desastres naturales.

En este modelo se inscribe esta Reunión Nacional de Protección Civil, con motivo de la temporada de lluvias y ciclones tropicales para este año 2015.

En este encuentro de trabajo, autoridades de los tres órdenes de Gobierno, especialmente de las áreas de protección civil de las Entidades Federativas, hemos sido informados de los probables alcances que tendrá esta temporada.

A partir de este conocimiento, cada institución debe asumir su responsabilidad y tomar las medidas pertinentes para reducir las amenazas a la población, a las viviendas y a la infraestructura urbana y de servicios.

Es evidente que el cambio climático genera eventos meteorológicos cada vez más extremos y peligrosos.

En los océanos contiguos a México, se ha incrementado la frecuencia e intensidad de los ciclones tropicales. Como aquí ya lo escuchamos, en el video que ha proyectado la Comisión Nacional del Agua, tan sólo en la temporada 2014 se produjeron 30: nueve en el Atlántico y 21 en el Pacífico.

Para este año, como ya también aquí hemos visto, se prevén que al menos 26 ciclones tropicales, de los cuales se estima que 14 alcanzarán la categoría de huracán.

Además, en 2015 nuevamente está presente en México el fenómeno de El Niño, caracterizado, o qué es lo que hace que así se denomine, sino es un aumento de la temperatura en el Océano Pacífico.

Esta condición altera el patrón de las lluvias, es decir, provoca precipitaciones más intensas en algunas regiones y sequías en otras.

A todo ello, hay que agregar que nuestro país también está siendo afectado por el fenómeno conocido como Mar de Fondo, que genera patrones atípicos de oleajes en diferentes puntos de la costa del Pacífico.

Para hacer frente a esta serie de fenómenos naturales, he dado indicaciones a las dependencias Federales, que son parte del Sistema Nacional de Protección Civil, las siguientes:

Primera. Asegurar la operación adecuada de los mecanismos de monitoreo y de alertamiento oportuno.

Segundo. Tener al día sus protocolos de respuesta institucional ante los posibles escenarios de contingencia en esta temporada.

Tercera. Asegurar que su personal conozca cuál sería su participación dentro del plan de respuesta conjunta del Gobierno de la República.

Cuarta. Realizar simulacros al interior de sus instituciones, a fin de evaluar y mejorar su capacidad de respuesta.

Y, quinta, mantener canales de información y comunicación con las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado, con los que hemos hecho sinergia o esfuerzo conjunto frente a las contingencias.

Y me refiero a distintas asociaciones.

Permítanme sólo referir algunas de las que han participado y han coadyuvado a hacerle frente a distintas contingencias.

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, ANTAD, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, así como la Cámara Nacional de Aerotransportes.

Adicionalmente, para que los municipios afectados por fenómenos naturales cuenten oportunamente con mecanismos de auxilio y asistencia a la población, continuaremos agilizando la operación del Fondo para la Atención de Emergencias, mejor conocido como el FONDEN.

En este objetivo se ha acelerado la entrega de recursos, reduciendo el tiempo de espera de tres meses a menos de 12 días en promedio.

Igualmente, seguiremos fortaleciendo al Servicio Meteorológico Nacional para que la población cuente con información útil sobre la posible ocurrencia de fenómenos naturales, especialmente en esta temporada de lluvias y ciclones.

Hago un llamado a la población, especialmente a quienes viven en laderas o cerca de ríos, lagos o costas, para que estén informados y atiendan las indicaciones y acciones preventivas que la autoridad determine convenientes.

En este marco, reitero mi mayor reconocimiento a los integrantes de la Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina, así como de la Policía Federal, por su permanente disposición y entrega al servicio de los mexicanos, especialmente en los momentos de mayor dificultad.

Este reconocimiento también lo quiero hacer extensivo a los grupos de voluntarios y rescatistas que, de manera anónima y comprometida, ayudan a sus semejantes.

Finalmente, expreso mi gratitud a la sociedad mexicana por la solidaridad y generosidad que ha mostrado en favor de quienes se han visto afectados por contingencias naturales.

En cada evento, de estos que no deseamos ocurra, pero que lamentablemente, por las razones aquí ya expuestas ha venido ocurriendo, y todo pronostica seguirá pasando y quizá de manera mucho más frecuente y con mayor intensidad, invariablemente la sociedad mexicana se ha manifestado y ha expresado su amplia solidaridad para con sus semejantes.

Ésta, la nuestra, la sociedad mexicana, es una solidaria; es una que participa anónima, callada, pero siempre aportando lo más que puede y lo que está en alcance a sus capacidades, para ayudar a sus semejantes en cualquier contingencia que hemos enfrentado.

Por eso, mi mayor reconocimiento y felicitación a toda esta disposición y actitud de nuestra sociedad.

La fuerza de la naturaleza podrá ser enorme, pero nunca superará la unidad de los mexicanos.

Señoras y señores:

Las difíciles experiencias que hemos vivido como país por fenómenos naturales han fortalecido tanto el espíritu solidario de nuestra sociedad, como también el andamiaje o el marco que tienen nuestras instituciones, especialmente aquellas dedicadas a la Protección Civil.

El Gobierno de la República ratifica su compromiso de sumar esfuerzos con todas las autoridades y sectores de nuestra sociedad, para salvaguardar la vida y el patrimonio de los mexicanos.

Ante la temporada de lluvias y ciclones tropicales que ahora se avecina, sigamos trabajando de forma corresponsable en un mismo frente, con prevención y unidad, y de esa manera podremos superar cualquier desafío.

Éxito a los trabajos que aquí habrán de realizarse y, sobre todo, trabajemos en unidad para hacerle frente a esta temporada de lluvias y ciclones tropicales.

Muchísimas gracias.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button