México

Palabras EPN 79 Convención Anual de Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas

Muchísimas gracias.

Muy buenas tardes a todas y a todos ustedes.

Me da mucho gusto saludar en este acto, al señor Gobernador del Estado de Veracruz, a quien le agradezco su hospitalidad.

De igual manera, al señor Gobernador del Estado de Chihuahua, que nos acompaña en este evento.

A los señores dirigentes de esta Confederación Nacional Ganadera de nuestro país, a quienes saludo con respeto, con afecto. Les agradezco ésta muy atenta invitación que me han formulado una vez más, y que me permite ya, por tercer año consecutivo, encontrarme con ustedes, precisamente, en esta Asamblea anual que ustedes llevan a cabo.

A todas las autoridades que están aquí presentes, del Gobierno de la República, del gobierno del Estado de Veracruz; al presidente municipal de Boca del Río.

Saludo, de igual manera, a los dirigentes de distintas organizaciones, particularmente vinculadas al sector agroalimentario, al sector de la pequeña propiedad, y al sector del campo. Me da mucho gusto saludarles.

A los mandos militares y navales que están aquí, en esta región de Veracruz, les saludo con respeto.

A todas las autoridades de los distintos órdenes de Gobierno, que están aquí presentes. Pero, especialmente, saludo a todos los ganaderos de México.

Y de manera muy especial, porque así me lo expresaron cuando llegué a este recinto y quiero además, ofrecer una disculpa porque me decían que tenían ya algún tiempo esperando el arribo de un servidor, les ofrezco una disculpa por el tiempo tomado para ello, en un retraso involuntario.

Pero me lo expresaban quienes estaban formando parte de la comitiva que me recibió, toda integrada por hombres, que realmente la fuerza de esta Asociación Ganadera, de esta Confederación Nacional Ganadera de nuestro país, la fuerza, el motor de la misma, son las familias que la integran y que están aquí presentes.

Por eso, saludo a las mujeres, a las esposas, distinguidas esposas, y familiares que están aquí, hoy presentes.

Expreso una vez más aquí, mi reconocimiento a quienes han recibido este reconocimiento a su trayectoria, a su trabajo dentro de la actividad ganadera.

A uniones ganaderas, varias aquí presentes, no sólo del Estado de Veracruz, sino de otras entidades federativas, y a quienes han recibido este reconocimiento de parte de sus compañeros.

Ha sido para mí motivo de gran distinción, ser yo quien entregue estos reconocimientos. Nuevamente, mi mayor felicitación por estos logros alcanzados.

Señoras y señores:

Desde el inicio de esta Administración asumí un compromiso con los productores del campo, el de trabajar juntos en la modernización del sector primario para elevar su productividad y mejorar sus ingresos.

Era necesario hacer frente al rezago y a la falta de oportunidades que desde hace décadas han frenado el desarrollo de la actividad agropecuaria en nuestro país.

Decidimos que ya era tiempo de darle un nuevo rostro al campo mexicano, un rostro de modernidad y progreso; un rostro de inclusión y de justicia.

La meta hacia la cual avanzamos es la de un campo renovado, en donde las familias de ganaderos y agricultores alcancen una mejor calidad de vida.

Gracias al diálogo cercano y permanente entre productores, organizaciones y autoridades, hemos puesto en marcha políticas públicas diferenciadas, innovadoras, para elevar la rentabilidad de este sector.

Esta relación constructiva y propositiva se aprecia aquí, en esta 79 Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas.

Celebro que en esta edición se haya elegido a Veracruz para llevar a cabo sus trabajos, un estado líder en materia pecuaria.

Sólo aquí algunas cifras de esta entidad:

Aquí se producen más de 243 mil toneladas de carne de bovino; más o casi 300 mil de carne de ave y 693 millones de litros de leche de vaca.

Desde aquí, en un ejercicio de rendición de cuentas, quiero compartirles algunos de los avances que, entre todos, hemos alcanzado en el sector ganadero.

Durante los últimos tres ejercicios presupuestales, gracias al respaldo de los Legisladores Federales, el Gobierno de la República ha destinado montos históricos para el desarrollo de esta actividad.

En apoyo de 456 mil productores, los programas de fomento ganadero, entre los cuales destaca el PROGAN, tienen una inversión sumada de casi siete mil millones de pesos.

Esta cifra es 30 por ciento superior, en términos reales, a lo que se destinaba en el año 2012. Además, a partir del año pasado, arrancó el programa porcino, el PROPOR, que incentiva a más de dos mil 300 productores.

Es importante aclarar que no sólo se está invirtiendo más, sino que los recursos se están dirigiendo hacia rubros más sofisticados que agregan más valor, como la certificación de la calidad genética, o la innovación, o incluso la transferencia de tecnología.

Como ustedes recordarán, hace un año, en Zacatecas, me comprometí a establecer un Centro Nacional de Referencia Genómica, para certificar la calidad de los animales de registro, y hoy les quiero compartir que este laboratorio ya está funcionando en el Estado de Michoacán, especialmente ahí, en la capital, Morelia.

De igual forma, hemos privilegiado la sanidad, inocuidad y calidad de los productos pecuarios. Gracias a ello, en los últimos dos años no se ha presentado ningún incidente en materia zoosanitaria que haya afectado sustancialmente la producción.

Y para ordenar los mercados y respaldar, tanto a productores, como consumidores, la SAGARPA y la Secretaría de Economía operan un tablero de control que da puntual seguimiento a los niveles de precios y producción de las carnes de res, cerdo y pollo, así como el de huevo y la leche. Además, se ha fomentado una mejor integración de los productores ganaderos a la industria procesadora y de comercialización.

Asimismo, estamos abriendo nuevos mercados internacionales para los productos ganaderos. Por ejemplo, ya se está exportando carnes de res y cerdo a países asiáticos, como Japón y Corea, y próximamente China, con quien estamos en proceso de negociaciones para que incluso los lácteos mexicanos lleguen a ese país.

El respaldo a los productores también se refleja en los recursos que se están destinando para la repoblación del hato ganadero, luego de la grave afectación que tuvieron durante las sequías de años pasados.

Y en este sentido, también está en operación el Programa Nacional de Rehabilitación de Agostaderos y la construcción de infraestructura para captar y almacenar agua de lluvia en zonas desérticas y semidesérticas.

Otra buena noticia es que después de su planteamiento, hace más de 10 años, se aprobó la Norma Oficial Mexicana que regula al Sistema Nacional de Identificación Animal para Bovinos y Colmenas.

Con esta norma se definen con mayor claridad los lineamientos para el registro y control del ganado; se fortalecen las medidas de calidad genética y sanidad animal, y además, adicionalmente con ello, se combate el abigeato.

Gracias a estos programas y acciones, hoy los productores pecuarios de nuestro país cuentan con nuevos y mejores instrumentos para competir y triunfar, incluso más allá de nuestras fronteras.

Señoras y señores de esta gran familia ganadera:

Cuando el esfuerzo de los productores se ve acompañada de políticas públicas adecuadas, los resultados son positivos y alentadores.

El dinamismo que se está adquiriendo en el sector agropecuario es, sin duda, un ejemplo de ello.

El año pasado el sector primario creció por arriba de la economía en su conjunto, al registrar una tasa cercana al 3 por ciento anual.

Tan sólo el sector pecuario tuvo una producción de 19 millones 700 mil toneladas, con un valor de más de 508 mil millones de pesos; es decir, casi, o más bien 10.8 por ciento superior al registrado en el mismo periodo durante el año 2013.

En materia de exportaciones agropecuarias, también se han logrado importantes cifras.

En 2014, aumentaron 8.5 por ciento, y durante el primer trimestre de este año, crecieron 12.5 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.

De esta forma, nos estamos consolidando, como aquí lo pudimos apreciar hace un momento en el video que se proyectó, como el séptimo productor de proteína animal en el mundo, con una producción nacional de diversas carnes, superior a seis millones de toneladas al año.

Asimismo, somos ya el sexto productor mundial de carne de res, con 1.8 millones de toneladas anuales, y vendemos al exterior un millón de bovinos en pie anualmente.

Todas estas cifras nos confirman algo. Nos confirman que vamos en la ruta correcta, hacia un campo más justo, más productivo, que genere mayores ingresos para las familias que se dedican a esta actividad; un campo, también, sustentable, que sea respetuoso de nuestro medio ambiente.

Finalmente, quiero compartirles que estoy muy consciente de que este año es un año muy importante para los ganaderos de México.

En 2015 se cumplieron 80 años de la Primera Convención Ganadera en nuestro país, celebrada en marzo de 1935.

En recuerdo de aquella generación de ganaderos que comenzaron a organizarse para impulsar esta actividad productiva, y en reconocimiento al trabajo de los ganaderos de la actualidad, quiero compartirles que habré de decretar el 6 de marzo como Día Nacional de la Ganadería.

Muchas gracias.

El decretar esta fecha como Día Nacional de la Ganadería no es más que hacer amplio reconocimiento cada año a la familia ganadera de México, a quienes forman parte de la transformación que estamos impulsando desde el Gobierno de la República, pero que ésta sólo es posible gracias a la suma de esfuerzos de los distintos sectores de nuestra sociedad.

El impulso transformador de lo que queremos hacer y lograr para nuestro país, no depende solamente de la voluntad que el Gobierno de la República impulsa, sino de aquella que convoca a la participación de todos los sectores de nuestra sociedad.

Por ello, hoy aquí quiero dejar constancia de felicitación y reconocimiento a todas y a todos ustedes, miembros de la familia ganadera de nuestro país, porque ustedes contribuyen, con su esfuerzo diario, con su trabajo, con los logros y metas que cada uno se traza de manera individual o colectiva, o en las uniones ganaderas, cada uno de esos logros forman parte de los grandes logros que queremos para nuestro país.

La transformación de México depende del esfuerzo de todas y de todos.

Por ello: gracias. Mi mayor reconocimiento.

Y sigamos trabajando unidos, en armonía, con pensamiento positivo, con pensamiento optimista, confiando en nosotros mismos y en nuestra capacidad transformadora para modelar el México que todas y todos queremos.

Muchas felicidades.

Ya se me adelantó el maestro de ceremonias. Pero me invitaron a declarar, o a hacer la declaratoria de clausura de esta asamblea, y nuevamente les agradezco esta oportunidad de encontrarme con ustedes, con la representación de todas y de todos los ganaderos de México.

Y por ello, es motivo de gran satisfacción decretar hoy, 13 de mayo, clausurar esta 79 Asamblea General Ordinaria de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, con la certeza de que sus trabajos contribuirán a acelerar el dinamismo y a elevar la productividad de esta importante actividad pecuaria.

Nuevamente, muchas felicidades.

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button