score
MéxicoAudio

La Jornada está agonizando; se vive un “estalinismo”: Ricardo Alemán. Con Ciro Gómez Leyva

Aunque Luis Linares, gerente de La Jornada negara un desfalco en el diario, Ricardo Alemán, sostiene el dicho de que este medio impreso de comunicación está agonizando, así como que el adeudo que existe es de alrededor de 130 millones de pesos.

En torno al supuesto problema financiero de La Jornada y el supuesto fraude por 30 millones de pesos, Ricardo Alemán señaló que la mayoría de los gerentes del diario han salido por defraudación.

“Ese periódico tiene ya varios años de estar lejos de ser lo que en un inicio fue”, aseguró Ricardo Alemán, quien es miembro fundador y accionista de La Jornada. Explicó que este medio no nació como una empresa mercantil sino como “una empresa social”, por lo que calificó como “una ofensa” a lectores y a quienes construyeron este medio desde su origen “la editorial que publican ayer”.

En entrevista telefónica con Ciro Gómez Leyva, Ricardo Alemán recordó que “La Jornada nace con dos principios básicos: un periódico de iguales y un periódico que da voz a los que no las tiene”, lamentando que ya no sea un diario de iguales, pues el grupo que tiene el control del periódico “prácticamente son los dueños del periódico y ponen una línea editorial única y mantienen el control absoluto de lo que se dice y lo que se piensa”.

Señaló que cualquier persona que disiente es despedida y en una clausula se estipula que si se quiere un cambio de dirección, se requiere el 100 por ciento de la asamblea o de los accionistas.

Alemán destacó el hecho de que La Jornada nació con un enfoque en el beneficio social, “por eso tiene un sindicato con prestaciones muy altas”, situación de privilegio que se sostenía con “una línea editorial en la que había pluralidad, respeto a las voces”.

A decir de Ricardo Alemán, en La Jornada se vive “un estalinismo brutal”, razón por la que no se han escuchado a las voces disidentes.

Además, destacó que desde hace unos 10 años a pesar de ser accionista, “no me dejan entrar a las asambleas”, por lo que los documentos que tiene en su poder se los han proporcionado a escondidas. Señaló que no los puede hacer públicos porque despedirían a quien se los entregó.

Por último, lamentó que se repita “el esquema de un pequeño grupo que se adueña de una franquicia y se beneficia, pero el resto de la institución que costó mucho trabajo a la sociedad, hoy lo han convertido en una causa personal”, concluyó.

Cabe señalar que, como cada 1 de mayo, este viernes no se público la edición de La Jornada.

jgam



Artículos Relacionados

Back to top button