score
México

Realiza Coneval diagnóstico de avance en monitoreo de evaluación

Para conocer el avance en la institucionalización de los elementos que favorecen y forman parte de los sistemas de monitoreo y evaluación, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) realizó el Diagnóstico del avance en monitoreo y evaluación en las entidades federativas 2013.

Con este ejercicio, que se realiza por segunda ocasión, se identificaron los avances que las entidades han tenido de 2011 al 2013, en relación con la creación de normatividad en materia de monitoreo y evaluación de su política social y la puesta de práctica de estos elementos para transparentar los recursos y rendir cuentas de los resultados de la política social.

Este ejercicio es necesario, explicó el Coneval a través de un comunicado, por la gran cantidad de recursos que los gobiernos de las 32 entidades federativas destinan a distintas acciones y programas sociales.

Por ello, el Coneval ha impulsado en las entidades federativas la medición y la evaluación como herramientas para fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas de los gobiernos locales.

Los resultados obtenidos en el Diagnóstico del avance en monitoreo y evaluación en las entidades federativas 2013, muestran de manera general, que en todos los estados hubo un avance en la implementación de instrumentos normativos y prácticos de monitoreo y evaluación.

Cabe señalar que en el promedio nacional se identificó una mejora en la implementación de normatividad en materia de evaluación y monitoreo al pasar de 44.4 puntos en 2011 a 52.5 puntos en 2013; sin embargo, el cambio de las entidades federativas en el uso de elementos de monitoreo y evaluación en ese mismo periodo, ha sido heterogéneo.

Las entidades que en 2013 presentaron el mayor avance en el Índice de Monitoreo y Evaluación para la implementación de los instrumentos normativos y prácticos en 2013 fueron: Oaxaca con el 78.7; Estado de México que marcó un 77.8; el Distrito Federal marcó el 73.1, Guanajuato el 72.2 y Puebla un 68.5; todas ellas superaron el promedio nacional.

Mientras, los estados con variación en el Índice Monitoreo y Evaluación fueron San Luis Potosí con 30.6 puntos porcentuales, Oaxaca con 26.9, Hidalgo con 25.9, Puebla con 23.1 y Tlaxcala con 22.2 puntos porcentuales.

Los principales resultados identificados en este documento muestran que las entidades federativas han tenido un avance positivo y han mejorado tanto en el aspecto normativo, como en la implementación de los instrumentos de monitoreo y evaluación.

Entre los principales avances y retos que se detectaron en este Diagnóstico 2013 para las entidades federativas destaca que, en todos los estados se identificó la existencia de una Ley de Desarrollo Social o equivalente, es decir, la mayoría posee elementos mínimos que permiten institucionalizar diversos elementos de monitoreo y evaluación en los programas de desarrollo social.

Aunque en algunas localidades ya se contaba con esta normativa, siete mostraron un avance en los últimos dos años: Oaxaca, Morelos, Veracruz, Baja California Sur, Michoacán, San Luis Potosí y Tlaxcala.

Además, todas las entidades cuentan con una normativa que regula la creación de padrones de beneficiarios y sólo 29 estados cuentan con padrones de beneficiarios en la práctica, cuatro de los cuales cuentan con un padrón único de beneficiarios: Coahuila, Guanajuato, Oaxaca y Quintana Roo.

La mayoría de las entidades federativas cuentan con criterios para la creación de programas nuevos; mientras que en 2011 sólo ocho entidades regularon este tema; en 2013 lo hicieron 18.

La mayoría de las entidades cuenta con una normativa para la elaboración de reglas de operación. Cabe señalar que de 2011 a 2013, 15 entidades reflejaron una mejora en este tema, aunado a ello 28 entidades han realizado ejercicios prácticos.

Llama la atención el que todos los estados tienen una normativa que establece el monitoreo y la evaluación de la política y los programas de desarrollo social.

En otro sentido, sólo seis entidades llevan a cabo una planeación de las evaluaciones: Distrito Federal –desde 2011–, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro y San Luis Potosí, a partir de 2013.

25 entidades establecen en su normativa la publicación de las evaluaciones realizadas. Sin embargo, sólo siete han efectuado evaluaciones a sus programas de desarrollo social de 2011 a la fecha: Chihuahua, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Oaxaca, Querétaro y San Luis Potosí.

Además, 13 entidades han incluido en su normativa el seguimiento a los resultados de las evaluaciones, sin embargo, en la práctica sólo dos han implementado el seguimiento a los resultados de las evaluaciones de 2011 a la fecha: Chihuahua y Jalisco, este último desde 2011.

En materia de desarrollo social 15 entidades han emprendido estudios, diagnósticos, investigaciones o análisis de 2011 a 2013 – en 2011 sólo cinco lo hicieron-. 28 estados determinaron la elaboración de indicadores de resultados y 30, de indicadores de gestión. En la práctica, 26 entidades cuentan con indicadores de resultados, y 31 estados cuentan con indicadores de gestión.

En todos los estados está contemplada un área responsable de realizar o coordinar la evaluación de la política y los programas de desarrollo social, así como sus atribuciones –de 2011 a la fecha, 16 entidades presentaron un avance en este tema, y 30 establecieron en su normativa los elementos que esta área debe tener–. En la práctica, 28 entidades han creado esta área de evaluación.

Para consultar toda la información del Diagnóstico del avance en monitoreo y evaluación en las entidades federativas 2013 visita la página www.coneval.gob.mx

jgam



Artículos Relacionados

Back to top button