México

En un precario imperio de la ley operan grupos de autodefensas: CNDH

Durante 2013 se observaron acciones importantes para el fortalecimiento de una mayor cultura de la legalidad y del respeto de los derechos de las personas, que repercutieron en la disminución de las quejas en algunos ámbitos, así como la responsabilidad con que servidores públicos del Estado mexicano afrontaron las violaciones a esas garantías.

Aseguró lo anterior el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) Raúl Plascencia quien reconoció la disposición y voluntad del gobierno federal en sumar acciones para prevenir pero también para remediar los casos que se presentaron, al aceptar todas las recomendaciones emitidas por el organismo que preside, incluyendo algunas que se habían rechazado en el 2012.

Sin embargo, subrayó que también se observan prácticas contra la dignidad humana y el Estado de derecho que no han logrado ser superadas y en este contexto, el derecho humano a la seguridad pública y la lucha en contra de la desigualdad siguen siendo las principales demandas de gran parte de los mexicanos.

Al rendir su informe ante el presidente Enrique Peña Nieto, el ombudsman dijo que en los estado de Guerrero y Michoacán existen expresiones sociales a través de grupo denominados de autodefensa que tienen en común la pretensión de ejercer labores de seguridad pública en sustitución de los órganos del Estado, todo esto ante el precario imperio de la ley.

En ese sentido refirió que lo anterior tiene como origen la fractura social y política, no solo derivada de añejas desigualdades, sino también por la desconfianza en las autoridades locales ante su incapacidad para garantizar sus derechos fundamentales.

“Desde el surgimiento de las llamadas autodefensas, he sostenido que tal como están operando, están fuera de la ley. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos celebra la decisión de las autoridades federales de poner atención en Michoacán y en especial comenzar un proceso de orientación de esos grupos hacia esquemas de legalidad”, dijo.

Refirió que desde la CNDH “hacemos nuestro el reclamo de las comunidades que se han visto lastimadas y severamente agraviadas por la acción de la delincuencia, y refrendó su compromiso de estar del lado de las víctimas, acompañándolas y exigiendo a las autoridades del Estado mexicano acciones eficaces en materia de Seguridad Pública y de justicia”.

Hizo un recuento de las acciones que ha realizado el organismo en su cuarto año al frente, entre las que mencionó el establecimiento de una oficina foránea en Morelia, Michoacán, la cual se incorporó a las 15 ya existentes a fin de tener una presencia constante del personal en el estado y brindar atención inmediata a la población en general.

Así, dijo, la ubicación estratégica de las oficinas regionales, el impulso a la promoción del respeto a los derechos humanos y la ampliación de las facultades, son algunos de los factores que incidieron para que este año se proporcionaran 348 mil 15 servicios al público.

En lo relativo a los grupos de autodefensa de Guerrero, Raúl Plascencia reiteró la preocupación que existe por los peligros y riesgos que representa la existencia de tales grupos, particularmente la situación de inseguridad y violencia que se ha extendido de manera peligrosa en ese estado, el cual requiere del máximo nivel de atención.

Y dijo que la promoción y observancia como estrategia de prevención de violaciones a los derechos humanos es una de las acciones en las que la CNDH está más comprometida, la apuesta es más a prevenir la violaciones a los derechos humanos que a remediarlas.

mej

Telefórmula en vivo

Artículos Relacionados

Back to top button